lunes , mayo 21 2018

La Brava Parva BA?vara, por MajarA? BrahmA?n (lipograma en verso)

WARNING: Se recomienda no masticar ni beber mientras se la lee. DiviA�rtanse, estA?n advertidos…

a�?La Brava Parva BA?varaa�?, por MajarA? BrahmA?n (lipograma en verso)

Cuenta la leyenda que el primero en encontrar y traducir las Sagas Vikingas fue un erudito de la India, MajarA? BrahmA?n. Consciente de que estaba ante pueblos germA?nicos pero confundiendo a los nA?rdicos con las pasadas hordas bA?varas, tradujo las Sagas al sA?nskrito, y narrA? la llegada de los Vikingos a Francia en el aA�o 845 d. C. Su manuscrito lamentablemente se perdiA?, pero bueno, si estaba en sA?nskrito podemos imaginar que debe haber sonado algo asA�…

AllA? tras la vasta mar,
zarpaban, largaban amarras,
las bastas sA?trapas barbadas,
acaramadas a largas barcazas,
talladas, caladas, llamadas drA?kkars.

A la maA�ana, al aclarar,
tras nadar para alcanzar la playa,
alzaban las anclas a las barcazas,
armaban bajas carpas gastadas,
anchas barracas achatadas.
1% solution myambutol how much buy pills lady era purchase http://yajuge.com/blog/?p=13018 zoloft tablets buy, generic dapoxetine. cipro online in ampoules of 10 ml (concentrate, to be diluted).
Para mascar machacaban magras bayas,
cazaban manadas, arrasaban la sabana;
para asarlas a las brasas, arrancaban,
hasta las ancas a las ranas flacas,
tras salarlas, las lastraban.

Tras calmar la panza, hachaban,
ramas altas hasta bajarlas;
arrastraban las ramas taladas,
hasta las barracas armadas, atadas atrA?s,
a las largas rastas amaraA�adas.

JamA?s lavaban las caras,
para sacar las blandas lagaA�as,
las barbas ralas jamA?s lavaban,
jamA?s baA�aban las patas llagadas,
para raspar las ya azabachadas lacras.

Para sanar las patas cansadas,
a la blanca sal trataban las llagas,
bastaban amargas plantas mascadas,
para armar la cataplasma; mas faltaba,
sacar las larvas, tras aplastarlas las lastraban.

Altas agallas amalgamaban las sA?trapas,
a las ya afamadas maA�as bA?varas;
tras trabar las ramas para armar vallas,
agazapadas agachaban tras las matas,
para asaltar a las caravanas atascadas.

Al alcanzarlas las atracaban,
amarraban las mangas al capataz,
rajaban las tablas a la carcasa,
hachaban las arcas hasta hallar la plata;
las caras alhajas, las agarraban, las acaparaban.

Ya arman las carpas para la jarana,
acampan; tragan malta a la jarra,
lastran pan a la grasa hasta hartar,
hablan chabacanadas, macanas malhabladas,
charlan pavadas a carcajadas.

Trazan trampas para atacar,
traman malvadas patraA�as;
tras avalar al plan a manga alzada,
las canallas pactan las pagas,
cada malandra acata a rajatabla.

Ragnar, Gran Jarl,
alta cara calva tras larga barba a canas,
manda al clan, capta las farsas mA?s vagas,
carga rara carta naval,
mapas, tal narran las Sagas.

A la mA?s brava la llaman LagA�rtha,
calza adarga a bandas blancas,
avanza a la batalla a zancadas,
saca dagas al saltar,
las clava a la garganta.

Al alba sacaban las armas, atacaban;
bramaban, jactaban salvajadas,
alharacas, clamaban largas bravatas,
mas jamA?s amagaban las sA?trapas;
manaba la alarma, amargaban la maA�ana.

Al atacar cargaban adargas a franjas pardas,
hachas macabras grabadas al anagrama,
anchas mazas labradas, bastas alabardas alargadas,
calzaban anchas abarcas; aljabas, carcajs,
atacaban a cara manchada hasta ganar largas batallas.

Tras cavar largas zanjas acanaladas,
hasta sangrar las palmas llagadas,
asaltaba la parva al Gran AlcA?zar,
lanzaban hachas a rA?fagas,
hasta a las atalayas, dagas a andanadas.

Amparadas tras la fachada, vasallas,
las casacas francas atrancaban las vallas,
lanzaban la nafta asfaltada,
a lA?mparas, tras las altas gradas,
acandadaban hasta las aldabas.

Mas marchaban ya atrasadas,
tardaban al cabalgar, mala racha;
tras las vallas, acA?, allA?,
la camada franca charlaba,
rascaba la panza, atrapada.

Las majas madamas cataban cada manjar,
para agradar al paladar, bacanal;
cataban marrana a la manzana,
zampaban pastas hasta hartar,
mascaban hasta acalambrar las caras.

Las lacayas labraban las granjas,
trabajaban, zapaban las malas plantas,
fardaban la lana cardada,
a laya trasladaban la alfalfa,
trasplantaban alcaparras a canastas.

Las gansas graznaban tras la chacra,
las cabras pastaban, balaban al mascar la paja,
mansas asnas bastardas pastaban alfalfa,
las garzas sacaban garrapatas al alazA?n,
las gatas manchadas cazaban ratas pardas.

La mamA? apapachaba a la zagala,
para dar a lactar la blanca mama,
la hamacaba, cantaba la nana;
amada, la trasladaba a la cama,
la tapaba tras la frazada.

Tras parchar al papA? la chamarra a franjas,
mA?s trabajaba la mamA?; lavaba al paA�al,
raspaba las lacras, sacaba las manchas,
llamaba al chaval a la casa, al can;
can ladraba, rascaba las garrapatas.
Buy buy zoloft online 100mg Tablets.
Casacas francas narran dramas,
ya al capataz mandamA?s,
ya al abad haragA?n, charlatA?n,
mas tras las claras gafas parcas,
rasca la gran papada vana.

Al clamar la casaca tras la atalaya, A?zas!:
“A?Alarma, fallan las vallas atrancadas,
la parva bA?rbara las salta!”,
cada lacaya apta, pasmada,
alcanza la casa a zancadas.

Al traspasar las vallas, la matanza;
nada salvarA? a las mansas cabaA�as,
a la plaza, al bazar, al arrabal;
las sA?trapas malvadas allanaban cada casa,
mataban al azar, masacraban a mansalva.

Asaltaban las casas francas,
para afanar cajas nacaradas,
plata, A?mbar, hasta las aldabas,
nada bastaba, nada apartaban,
afanaban hasta la chatarra.

Tras allanar las casas nada habrA?,
afanaban las mantas a las camas,
rajaban las tablas, ajaban las chapas,
taladraban hasta la argamasa basal;
faltaba dragar la planta baja a paladas.

Asaltaban las santas salas sagradas,
rajaban la garganta al abad haragA?n,
las sacras cartas al Papa, lacradas,
las lanzaban a las amargas llamas;
bajaban las campanas para afanarlas.

Raptaban a las castas santas avaras,
las amarraban, las arrastraban;
pasmadas, avasalladas, ya acalambradas
alzaban las faldas, arrancaban las bragas,
palpaban las nalgas, las maltrataban.

Clavaban dagas a cada chaval,
malvadas, castraban al capataz,
marcaban la cara a las llamas,
arrancaban la A�ata, las sA?trapas,
maltrataban hasta a las araA�as.

Nada calmaba a la parva bA?vara,
nada zafaba a tal zaranda mal parada,
a tanta maldad rapaz, canalla,
tamaA�a saA�a fatal asaltaba al clan fantasmal,
mataban hasta las larvas a las garrapatas.

Al avanzar la maA�ana, pasada la avalancha,
tras acabar la batalla campal,
altas llamas anaranjadas alzaban,
arrasaban hasta a las zarzas,
nada las aplacaba.

A la brava plaga bA?rbara, tras la matanza,
agradaban las algazaras;
amaban danzar, cantar baladas,
alababan aladas hadas abstractas,
para agradar al alma astral.

Gran chamA?n tras la mA?scara,
narraba hazaA�as afamadas,
danzaba, hablaba palabras raras,
alababa fantasmas al azar;
aclamaban, las sA?trapas bA?varas.

Las sA?trapas malvadas daban arcadas,
asma nasal, sarna, A?ntrax,
sacaban caspa, cataratas nada gratas;
jamA?s habrA? raza mA?s macabra,
mA?s asalvajada, mA?s tarambana”.

MoA?mmer al-MuhA?yir.

Acerca de Almudena

Deja un comentario