Alkalima

¿Por qué hablan de “global” cuando quieren decir “musulmán”?

Borja Castellano y Aurora Ali

 

En medio de la moda y el subidón de la temática “yihadista” por parte de medios de comunicación y “expertos” de toda índole como si de un videojuego se tratase, a nadie se le escapa la inclusión en el último año de la palabra “global” (o incluso “internacional”).

 

Según el diccionario de la RAE, global significa:

De globo y -al.
1. adj. Tomado en conjunto.
2. adj. Referente al planeta o globo terráqueo.

Hagamos la prueba de Google imágenes:

Búsqueda "global" 14 07 18
Búsqueda “global” 14 07 18

 

Sin embargo, lo que encontramos cuando leemos u oímos esa palabra en un contexto sobre “terrorismo” o “radicalización violenta”, es exactamente lo mismo que cuando va acompañada de terminología perteneciente a la doctrina islámica. Esta inclusión sería bienvenida, si no fuese porque los colectivos vigilados y debatidos siguen siendo los mismos.

Raramente se nos informa de los grupos terroristas europeos de ultraderecha encausados, detenidos y con procedimientos abiertos por terrorismo. Son los mismos que producen y reproducen material islamófobo, planean y ejecutan ataques contra comunidades musulmanas o incluso contra residencias para refugiados. Estos hechos rara vez son mostrados por la gran mayoría de los medios de comunicación, causando la correspondiente imagen colectiva de que los únicos “malos” en el mundo son solo los terroristas de pretexto religioso (“islámico”) en el mejor de los casos y el conjunto de personas musulmanas en el peor de ellos.

Lo mismo pasa con las formaciones, mesas redondas y conferencias para la “prevención” de la radicalización violenta, en la que se muestran sin tapujos mapas del Norte de África y Oriente Medio obviando por completo el terrorismo doméstico de Estados Unidos o Reino Unido, por ejemplo.

Por ello, creemos que es de justicia recordar que el terror no tiene religión ni nacionalidad y que si en los países vecinos ya hay detenidos por terrorismo de este tipo, igual deberíamos de estar ampliando nuestras miras antes de que sucedan más desgracias. Tal y como afirma Europol: “Para combatir el terrorismo es esencial tener un acceso óptimo a la información y que los datos sean rigurosos”.

Echemos un vistazo a algunas noticias de este año en Europa, que entran de lleno en esa parcela del terrorismo “global” pero que por algún motivo no exponemos con tanta energía como cuando el perpetrador grita presumiblemente “Dios es grande”:

El Reino Unido frustró cuatro ataques terroristas de extrema derecha en 2017: El mando policial alertó de que el terrorismo de extrema derecha está “organizado” en el Reino Unido y presenta una amenaza “significativa”. 26 de febrero de 2018.

Ocho detenidos por delitos de terrorismo de extrema derecha en Alemania De esos ocho, seis fueron condenados por tentativa de asesinato y los otros dos por cómplices en tentativa de asesinato. Artículo del 3 de marzo de 2018.

Imputados por terrorismo en París 10 miembros de un grupo de extrema derecha: La Fiscalía de París había abierto una investigación judicial por terrorismo y otros cargos el pasado día 14, sobre la base de otra preliminar iniciada dos meses antes y dirigida por la DGSI relativa al grupo denominado Acción de Fuerzas Operativa (AFO), cuyo objetivo declarado era “luchar contra el peligro islámico”. El canal de televisión TF1, que fue el que reveló inicialmente la información, señaló que pretendían atacar imanes integristas, convictos vinculados al integrismo islámico a su salida de la cárcel y mujeres con velo islámico elegidas al azar en la calle. 28 de junio de 2018.

Italia: seis heridos tras ataque armado contra extranjeros. Al ser detenido, el sospechoso de haber realizado los disparos -un joven de 28 años vinculado con la ultraderecha- hizo el saludo fascista y gritó “viva Italia”. Del 3 de febrero de 2018.

No se incluyen aquellos actos que, aunque sean idénticos a otros perpetrados por personas “musulmanas” o “árabes”, no cuentan como terrorismo. Por ejemplo: “Al menos dos muertos y 20 heridos en un masivo atropello en Alemania” del 7 de abril de 2018. Por alguna razón que desconocemos, lo “musulmán” o “árabe” es incompatible con las enfermedades mentales. 

Como se puede observar en los enlaces y textos aportados, el hecho de que sigamos criminalizando únicamente a la población musulmana y/o migrante, está dando alas, excusas y fuerzas a estos grupos radicales a pesar de estar mapeados por sus correspondientes gobiernos.

Si miramos al otro lado del Atlántico, de donde recibimos algunos programas contra el terrorismo y la radicalización violenta, cuesta creer que se omitan este tipo de datos:

Número de ataques terroristas en EEUU 2001-2016 y grupos perpetradores.

 

Casos como estos nos demuestran que, si bien el terrorismo de pretexto religioso supone una amenaza para la convivencia, el terrorismo de ultraderecha supone una amenaza de igual calibre o aún mayor. El hecho de que apenas se le dé relevancia en los medios de comunicación denota la falta de sensibilidad sobre este peligro, mucho más cercano y que se retroalimenta de las narrativas belicistas, xenófobas e islamófobas presentes en los medios de comunicación, en diversos partidos de todo el espectro político y en las políticas de Estado de gran parte de los países europeos.

El terrorismo debe abordarse en todas sus vertientes y la estigmatización de una parte de la sociedad, empleada como cabeza de turco, no sólo no ayuda a resolver el problema, sino que lo incrementa. La solución pasa por establecer un diálogo entre las distintas partes de la sociedad, por la aplicación efectiva de un código ético contra cualquier clase de discriminación por parte de partidos políticos, instituciones, empresas y medios de comunicación; y por la construcción de una narrativa inclusiva y humanizante que domine el pensamiento colectivo e impida el uso de la violencia contra los derechos humanos de ninguna persona.

Relacionados

Las hurAi??es, las armas y el mA?s allA? (I)

Manuel Feria García

RamadA?n mubarak

Alkalima

MANIFIESTO POR UN ISLAM DEMOCRA?TICO EN ESPAAi??A

Natalia Andújar
Cargando....

Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Asumimos que está de acuerdo con esto, pero puede optar salir si lo desea. Aceptar Leer más